Fran Rivera contagia a su hija Carmen su pasión por la semana santa

El torero es un ferviente creyente y seguidor de las procesiones de estas fechas por lo que no ha dudado en acudir junto a su hija pequeña, Carmen, a uno de los eventos que más le gustan: la Semana Santa.

Fran Rivera y su hija Carmen en Sevilla
Gtres

Fran Rivera es un gran devoto de la Semana Santa y lo ha demostrado estos días con su participación como costalero del paso 'El beso de Judas' con la que ha debutado como actor principal de esta fiesta a la que lleva acudiendo durante años. Y es que el torero siente una pasión especial por los pasos de esta semana de fiestas en Sevilla, ciudad en la que reside junto con su familia, una pasión que no quiere que se pierda por lo que ya se la inculca a su pequeña Carmen con quien ha acudido a ver otra de las procesiones que se celebran en la provincia andaluza.

Fran Rivera costalero
Gtres

Después de haber ejercido como costalero del Beso de Judas, Fran Rivera se mantiene atento acudiendo con devoción a ver todos los pasos y procesiones que puede en su ciudad, Sevilla. Allí ha disfrutado en familia de una de las últimas procesiones a la que ha acudido a través del balcón de un bar ubicado en el centro de la ciudad adonde había acudido a comer con unos amigos y su hija Carmen. A la espera de poder sacar al balcón también a su pequeño Curro, Fran ha estado junto a ella para que pudiera ser testigo de una nueva procesión que recorría en esos momentos las calles.

Parece que Fran ha logrado contagiar la devoción a la pequeña Carmen quien ya ha visto junto a sus padres algunos de los pasos más importantes y es que juntos han paseado por las calles de la ciudad engalanadas aprovechando la época. Pero no son los únicos Rivera que están disfrutando en estos momentos de la Semana Santa en Sevilla, Kiko y su mujer también han recorrido algunos de los puntos imprescindibles por lo que, aunque no han compartido el momento, no descartamos que hayan acudido a ver alguna de las decenas de procesiones de la ciudad, juntos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo