Irina luce cuerpazo en la pasarela tras su ruptura con Bradley Cooper

La vida continúa para la modelo tras su fracaso sentimental. Tras disfrutar de unos días de desconexión luciendo tipo en un lago natural, la top ha vuelto a las pasarelas mostrando su lado más salvaje.

Irina Shayk se encuentra en el ojo del huracán mediático. Después de que se confirmase la ruptura de su relación con Bradley Cooper, la modelo se ha volcado en su trabajo. Si hace unos días, la top aprovechaba para posar en sus redes sociales luciendo tipazo en un envidiable entorno natural: una cascada de fondo culminando una verde pradera llena de rocas sobre la que se encuentra la rusa con un bañador negro que define sus curvas.

View this post on Instagram

🍃 @intimissimiofficial

A post shared by irinashayk (@irinashayk) on

Ahora, Irina ha vuelto a presumir de cuerpazo, aunque esta vez sobre la pasarela. La modelo se ha convertido en la gran protagonista de la Semana de la Moda Masculina de Milán, donde ha desfilado para Versace con un minivestido 'animal print', con un escotazo que dejaba ver el sujetador y varios collares dorados.

Irina Shayk vuelve a las pasarelas tras su ruptura con Bradley Cooper.
Gtres

Los rumores de ruptura entre la modelo rusa y el actor estadounidense comenzaron a circular hace meses por "problemas irreconciliables", durante el rodaje de la película 'Ha nacido una estrella', que él dirigía y protagonizaba junto a la cantante Lady Gaga.

A pesar del silencio que han querido mantener desde el entorno de la pareja, 'People' ha desvelado el principal motivo de la ruptura de la pareja, confirmando los rumores: "Bradley estuvo emocionalmente ausente durante el largo rodaje de 'Ha nacido una estrella'. Y aunque intentaron salvar la relación, algo había cambiado", asegura la revista. Esto señala directamente a la relación entre el actor y su compañera de reparto, Lady Gaga, con quien tuvo mucha química tras el piano en la gala de los Óscar 2019. "Intentaron salvar la relación, pero había cambiado. Dado que Bradley e Irina siempre han sido muy celosos acerca de su relación, pocos sabían que realmente estaba pasando algo", asegura la revista.

Bradley Cooper e Irina Shayk
Bradley Cooper e Irina Shayk, en una imagen de archivo.
Gtres

Sin embargo, los problemas podrían venir de antes y que el rodaje fuera nada más que la gota que colmaba el vaso de la paciencia de Irina, quien exigía a Bradley más compromiso en su relación, según el New York Times. "Nunca compraron su propia casa en California. Era la casa de él. No hubo ningún paso hacia delante en esa dirección. También está el hecho de que nunca se casaron después de tener a la pequeña", asegura el periódico. Ahora la ya ex pareja está buscando un acuerdo beneficioso y amistoso para la custodia de su hija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo