Isabel Preysler arropa a Mario Vargas Llosa en la presentación de su documental

La pareja ha acudido de la mano y sin despegarse en el estreno del documental 'Mario y sus perros' que narra los primeros 26 años de vida del escritor.

Mario Vargas Llosa no para de crear. Después de haber publicado tres libros en 2018 y uno a inicios de este año, el escritor ha anunciado que tiene en camino un nuevo trabajo preparado para lanzarse al mercado en octubre de este año, 'Tiempos recios'. Una agenda profesional muy apretada que comparte siempre con su pareja, Isabel Preysler, de la que parece no despegarse pues ha encontrado en ella un talismán y un gran apoyo en todas sus empresas profesionales. La última de ellas ha sido la presentación de un documental sobre su vida, a cuyo estreno ha acudido de la mano de su novia.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa
Gtres

Se trata de la segunda vez esta semana en la que podemos ver a la pareja dándose apoyo profesional. Hace tan solo unos días, Isabel Preysler acudía como público y en primera fila a una conferencia que Vargas Llosa compartía con Bertín Osborne y Felipe González sobre la situación política en Latinoamérica. Al igual que entonces, la madre de Tamara Falcó se ha mantenido en un segundo plano pues el protagonista del evento es su novio. Vestida de un elegante traje de chaqueta blanco a juego con su bolso, Isabel Preysler ha recordado que no tiene ningún plan de matrimonio con Llosa a pesar de la gran complicidad y cariño que podemos ver en cada uno de los eventos que acuden juntos.

Desde que comenzaran a salir, la pareja se ha visto cada vez más unida a pesar de las diferencias y los problemas. Y es que no paran de hacer planes juntos, incluso agotando a la empresaria que ha declarado que "hay que tener mucha, mucha salud para poder seguirle" pues no para de planear escapadas y eventos que compartir con su pareja.

Una difícil infancia

En el documental, 'Mario y los perros', se habla de los primeros 26 años de vida del autor. Allí se relata su difícil infancia en la que creció creyendo que su padre había muerto para descubrir posteriormente que no era así. Meses más tardes del hallazgo su madre decidió volver a convivir con su progenitor, un hombre violento que hicieron que los golpes, gritos y amenazas tanto contra su madre como contra él formaran parte de su vida.

Fruto de este temperamento, su padre criticaba la vena artística de Mario Vargas Llosa e incluso le envió a una escuela militar para que se apagara y dejara de escribir. Sin embargo "fue contraproducente", tal y como explica el escritor en las declaraciones a los periodistas que puedes escuchar en el vídeo que hay sobre este artículo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo