Iker Casillas muestra su refugio para afrontar su complicada situación

El futbolista atraviesa una dura situación tras su infarto, a lo que le ha seguido el tumor de ovarios de su pareja, Sara Carbonero. Ahora, el portero desconecta en su pueblo de Ávila mientras toma una decisión sobre su futuro profesional.

Iker Casillas y Sara Carbonero se encuentran ante uno de los momentos más complicados de su vida. Primero, el portero sufrió un infarto que le lleva a ser intervenido en un hospital de Oporto, y, después, es la periodista quien anuncia a través de sus redes sociales que padece un tumor maligno en los ovarios, tendiendo que pasar por quirófano en la cínica Rúber Internacional de Madrid. Aunque ambos han afrontado la situación con optimismo, necesitan un tiempo de desconexión y tranquilidad para relajarse con los suyos, y nada mejor que el pueblo del futbolista: Navalacruz.

Iker Casillas en el hospital tras su infarto
Instagram


Situado en la provincia de Ávila, la pareja acude a este lugar siempre que puede, y junto a sus hijos pasa parte de sus vacaciones de verano, así como alguna que otra escapadita cuando sus compromisos profesionales se lo permiten. El portero ha compartido en su Instagram una fotografía aérea del lugar, donde parece que se asentará junto a su familia más tiempo del habitual. Por el momento, Iker y Sara han dejado aparcadas sus vidas en Portugal y han regresado a España para estar cerca de sus familiares y amigos, y así recomponerse de sus problemas de salud.

En su pueblo, el madrileño podrá pensar con más claridad sobre su futuro profesional. Sus problemas de corazón le impiden continuar su trayectoria como deportista de élite, pero ha recibido una oferta del Oporto para seguir trabajando con ellos, en este caso como miembro de su equipo técnico. A la salida de hospital tras recibir el alta, el portero no quiso pronunciarse al respecto , y dejó en el aire su respuesta al club portugués. "Habrá un día en que me tenga que retirar. Déjenme anunciar dicha noticia cuando llegue ese momento. Por ahora tranquilidad", manifestó el portero. Aún no se conoce el rumbo que tomará Iker, pero pronto tendrá que decidir el camino a seguir. Su estancia en el pueblo abulense le servirá de inspiración para esta importante decisión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo