Diez Minutos participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Diez Minutos recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Beatriz Tajuelo: "Me aterrorizaba pensar en ser inquilina de la Moncloa"

Era azafata de vuelo, trabajo que dejó cuando conoció a su ex, Albert Rivera. Ahora, su vida ha cambiado radicalmente, tiene el corazón libre y está totalmente volcada en que su página web sea un éxito.

beatriz tajuelo, ex de albert rivera, protagoniza nuestra sección 'gente con estilo' además de posar como una modelo para diez minutos con las tendencias de la temporada, nos concede su entrevista más sincera "me aterrorizaba pensar en ser inquilina de la moncloa", nos confiesta
Carlos Hidalgo

Su vida dio un cambio radical cuando conoció a Albert Rivera, con quien compartió su existencia durante cuatro años. Beatriz Tajuelo dejó su profesión de azafata. Más bien su vocación, por estar al lado del político. Cuando su relación se terminó, decidió dedicarse a la comunicación en las redes sociales y contar sus experiencia, sus viajes… Desde hace unos meses ha puesto en marcha una web donde lo explica todo con más profundidad. Cuando habla del político catalán lo hace sin rencor, pero deja en el aire si tienen o no una relación cordial.

Has creado una página web, ¿cómo empieza este proyecto?
Era para dar continuidad a lo que estaba haciendo en las redes sociales, que te permiten enseñar mucho, pero muy limitado. Quiero explicar más y transmitir mejor lo que hay detrás de una marca o de mis viajes. Está teniendo muy buena aceptación.

¿Prefieres este trabajo al de azafata?
Son trabajos diferentes. Ser azafata era mi pasión y mi vocación. Lo disfruté mucho, pero a día de hoy no volvería.

¿Por qué?
Porque es un trabajo muy duro. Pasas muchos días fuera y es difícil organizar tu vida. Ahora estoy en una etapa en la que me apetece hacer otras cosas. Yo lo dejé por mi situación personal.

¿Dejaste tu vocación por Albert Rivera?
No es que lo dejara por él. La decisión fue mía. Era muy difícil organizar mi vida. Compaginar su vida con la mía era muy difícil.

Volvamos al presente, ¿cómo estás pasando el verano?
Pues lo estoy pasando en Menorca, como todos los años y donde llevo desde que se levantó el estado de alarma. También quiero ir unos días a Portugal.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

¿Por qué Portugal?
Porque siempre me ha gustado y tengo amigos allí. Me hace ilusión ir cada verano.

Bueno allí, exactamente a Comporta, que es donde pasabas las vacaciones con Albert Rivera.
Comporta lo conocimos a la vez e hicimos amigos. Por eso me gusta ir cada verano.

¿Cómo recuerdas los veranos de tu juventud?
Siempre los pasaba en el pueblo de la familia de mi madre, en Valencia. Íbamos todos los primos.

¿Allí tuviste amores de verano?
Cuando me fui haciendo mayor, algún que otro amor tuve.

¿Te rompieron el corazón?
Yo creo que más bien rompí yo. (Risas)

En Menorca están tus sobrinos, que te encanta cuidarlos y estar con ellos. ¿Tienes instinto maternal?
Ya no, y como no se han dado las circunstancias para haber sido madre, lo tengo superado. Lo tengo cubierto con mis sobrinos. Igual el día de mañana conozco al hombre de mi vida y nos apetece ser padres.

¿Sigues teniendo la esperanza de conocer a ese hombre?
Cada vez menos. No creo en eso. Hay que vivir la vida y lo que venga, venga. Si no llega, no tengo problema porque se está muy bien sola, porque tienes una libertad que no tienes cuando estás en pareja.

Pero hay veces que se echará de menos.
¿Dónde está el equilibrio perfecto?

En tu caso, ¿fue duro convertirte en una persona conocida de la noche a la mañana?
Nunca me he considerado conocida. Lo he sido porque acompañaba a Albert. Había veces que nos reíamos, porque más que un político parecía un cantante de un grupo de rock. Se le acercaba todo el mundo.

¿Te agobiaba eso?
Había momentos. Cuando consigues cuadrar la agenda y tener una cena romántica, y se acerca la gente a hacerse una foto…

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

¿Le pediste alguna vez que dejara la política?
No. Nunca.

¿Te tentaron alguna vez?
No. A mí la política nunca me ha gustado. Para mí la política tiene una parte muy bonita, que es la de poder ayudar, pero luego tiene una parte muy fea y complicada.

¿Pensaste alguna vez que podrías ser inquilina de la Moncloa?
A mí eso me aterrorizaba. Podría haber sido. Te mentiría si te dijera que no lo pensé, aunque nunca te lo llegas a plantear en serio. Sí pensaba y lo hablaba con mis amigas, que si hubiese sucedido mi papel sería el de ayudar. Yo estaba convencida de que Albert llegaría algún día a ser presidente de este país. Tenía unos valores y luchaba por cosas, que creo que lo hubiera hecho muy bien.

¿Te has leído sus memorias?
No, y creo que no las voy a leer.

¿Le llamaste cuando se retiró?
Si seguimos en contacto o no, no te lo voy a decir.

¿Lo pasaste mal cuando rompisteis?
Lo pase muy mal. No fue sólo la ruptura, también fue la parte mediática y eso no lo había vivido nunca. Yo iba a coger el metro y veía su cartel de la campaña electoral.

¿Cómo te curaste?
Con fuerza interior y con ganas de disfrutar la vida, lo que siempre he querido.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

¿Has llegado a pensar que igual las cosas hubieran sido diferentes si le hubieses conocido ahora, retirado de todo?
No lo he pensado. Pero yo le veía muy feliz, porque era su vocación y su pasión. Ponía toda su alma. No tengo envidia.

¿No os seguís por Instagram?
No, pero nunca nos hemos seguido.

¿Te molesta que te llamen instagramer?
No me siento identificada con esa palabra. Es una profesión. Se frivoliza mucho con esa palabra. Yo me dedico a la comunicación.

¿Instagram puede llegar a ser una obsesión?
Según te lo tomes, sí. Perdemos el norte si te acuestas y levantas pensando en la foto que vas a publicar. Instagram está bien para comunicar cosas. Es una ventana. Yo siempre había querido tener el blog para contar mis viajes y recomendar. Pero por mis circunstancias personales, no lo vimos lo más adecuado, porque era exponer dónde y cuándo íbamos a viajar o a comer... Y nunca lo hice. Pero cuando me separe, pensé que era el momento de comunicar a través de Instagram.

¿Te obsesionas por los seguidores?
En mi caso no. Sí es verdad que cuantos más seguidores tienes, se te abren más puertas. Para mí no es una obsesión.

¿Hay algo que nunca publicarías?
Claro, hay cosas de tu vida sentimental que no hace falta exponer.

Texto: Daniel I. Carande. Fotos: Carlos Hidalgo. Ayud. de fotografía: Pablo Sarabia. Estilismo: Josefina C. Araújo. Maquillaje y peluquería: Juan Pacheco para The Lab MakeUp Studio e ICON Spain by Món Team. Agradecimientos: Taberna Los Gallos. C/ Puigcerdá, 4. Madrid. Tfno.:914 31 06 47.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada