Diez Minutos participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Diez Minutos recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Enrique Ponce y Ana Soria, cena romántica tras la cogida

La pareja se recuperó del susto saliendo a cenar con unos amigos.

Desde que saltara la noticia de la relación entre un recién separado Enrique Ponce y Ana Soria, la pareja vive en una burbuja de felicidad que hasta ahora no había sido traspasada. Sin embargo, en la tarde del pasado jueves, Ana se llevó el mayor susto que podía tener.

Su amado Ponce sufrió una cogida durante la corrida en la que participaba en el Puerto de Santa María y a la que ella había ido para apoyarle. La joven almeriense estaba situada en la barrera y vio muy de cerca cómo el toro cogía y volteaba al torero valenciano. Ponce fue alzado por el toro y aunque no provocó daños graves, el percance le provocó una herida en el brazo.

Pero como el amor cura todos los males, Enrique y Ana olvidaron el mal trago de la tarde saliendo a cenar en compañía de unos amigos.

Ana eligió un look que le favorecía mucho. La novia de Ponce llevaba un vestido estampado y a la rodilla de manga larga y bolso blanco y dejaba su pelo rubio suelto. La pareja se acercó andando hasta el restaurante donde tenían la reserva para cenar.

Durante el paseo hasta el sitio donde cenaron, Enrique y Ana iba de la mano y no se quitaron en ningún momento la mascarilla.

La pareja está en el centro del huracán mediático desde que se conociera su relación tras la separación de Enrique y Paloma Cuevas.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada