Caso Mainat: Ángela Dobrowolski justifica su asalto a la casa de Mainat

En plena vorágine judicial, la todavía mujer del productor de televisión y su actual pareja fueron interceptados en casa de Mainat por sorpresa. Ella se defiende: "Es el domicilio familiar y tengo derecho porque no hay divorcio ni sentencia".

angela dobrowolski
Gtres

Ángela Dobrowolski no deja de protagonizar titulares. La todavía mujer de Josep María Mainat ha vuelto a los juzgados de Barcelona y es que el cruce de demandas entre ella y el productor de televisión es tal, que ni la propia Ángela saber dar una cifra concreta. A su salida, ha concedido una entrevista a 'El programa de Ana Rosa' en la que ha explicado su detención por asaltar la segunda residencia de Josep María Mainat y se defiende de lo ocurrido.

"Yo estaba en la calle, mi marido me ha desahuciado de la vivienda familiar sin utilizarla y es una interpretación mía tomar posesión y tengo mi derecho porque todavía no hay divorcio ni sentencia", alega Angela, que añade: "En el margen jurídico y legal en muchos aspectos es interpretable, el hecho de que todavía estoy casada, estoy sin vivienda, abandonada, entré a una vivienda habitual y familiar. Eso se puede interpretar de muchas formas".

La todavía mujer de Mainat está dispuesta a llegar "hasta donde me permite mi dignidad. No pido riquezas, pido una solución digna. He sido buena esposa y soy la madre de sus hijos". Reconoce que la información que tiene sobre sus hijos es "escasa, nula". "Me he comprado unos prismáticos por si puedo verlos desde una montaña", afirma.

Ángela está recibiendo por parte de Mainat "una pensión alimentaria de 1.500 euros, y no ha habido ningún movimiento para compensar nada ni los objetos perdidos". Además, deja clara su postura conciliadora desde que comenzaron las tensiones. "Desde el principio le extendí la mano un millón de veces, encontremos una solución civilizada y él se lo lleva una posición de bloqueo y de 'no me da la gana'", confiesa. Ella tiene prohibido comunicarse con él pero "los abogados sí pueden. Es no a todo o no hay respuesta".

Sobre las declaraciones de Mainat en las que dice estar "muy preocupado" por ella y que necesita ayuda, Ángela ha dejado claro que se encuentra bien y no es adicta a nada: "No me considero adicta a nada. Solo al tabaco, una adicción terrible".

Las cámaras de seguridad alertaron de presencia de Ángela

La Policía Local de Canet de Mar (Barcelona) interceptó el 24 de noviembre por la mañana a Ángela Dobrowolski, de manera totalmente sorpresiva, dentro de la casa de Josep María Mainat. La que fuera pareja del productor de televisión, denunciada por intentar asesinarle, entró en la propiedad (en la que vivía junto a Josep María hasta que fueron desalojados por orden judicial) para, supuestamente, hacerse con varios objetos de valor, e incluso volver a instalarse de nuevo en el domicilio. Sin embargo, las cámaras de seguridad alertaron de que ella y su actual novio estaban en la vivienda, por lo que fueron detenidos.

Ambos fueron llevados a los calabozos de la comisaría de Arenys de Mar y custodiados por agentes de los Mossos d'Esquadra, que comenzaron una investigación por allanamiento y robo con fuerza.

Mainat ha denunciado a Dobrowolski por robo y por haber intentando sustraerle varios muebles y joyas, pero la versión de ella es diferente: fue ella la que, a finales del pasado mes de octubre, presentó una denuncia "por el robo de las joyas personales, que eran lo único que tenía", guardadas en la caja fuerte de esta residencia en la provincia de Barcelona, y que no pudo recuperar al ser desalojada. Sea como sea, esto no hace sino sumar más causas judiciales a la ya complicada situación de Ángela.

Así está la situación de Ángela

El juez de Barcelona que investiga el Caso Mainat (el presunto intento de asesinato del productor televisivo por parte de su esposa) tomó declaración a Josep María Mainat, en su caso como testigo, y también a su mujer, Angela Dobrowolski, en calidad de investigada, a finales del pasado mes de octubre. En esa mañana, en torno a las 9.50 horas, Mainat llegaba a la Ciutat de la Justícia de Barcelona, "más o menos tranquilo", según aseguraba a su llegada a los juzgados.

El juez no dictaminó la entrada en prisión de Ángela como solicitaba la Fiscalía, pero sí una orden de alejamiento de su marido y sus hijos, a los que no se puede acercar a menos de un kilómetro, según ha informado la agencia EFE. Además, el productor va a pedir un informe psicológico de la acusada, ya que quiere que la madre de sus hijos "esté en buen estado".

Josep María insistió en que él no tienen ningún interés en que su esposa entre en prisión, pero dejó claro: "no depende de mí". Además, no dudó en contar cómo vivió él toda esta situación. Aunque su memoria no es muy precisa dado que el presunto intento de homicidio sucedía mientras dormía, relató su versión de los hechos: "Estaba muy aturdido y recordaba que Ángela me estaba poniendo unas inyecciones".

Caso Mainat

El productor tuvo que ser ingresado la noche del 22 al 23 de junio por un coma hipoglucémico y acusó a su esposa de haberlo provocado inyectándole una sobredosis de insulina mientras dormía. Primero declarará Mainat, quien por su condición de testigo deberá responder a todas las partes, y después lo hará quien todavía es su mujer, Ángela Dobrowolski.

Según fuentes jurídicas, además de estas dos declaraciones, el juez tiene previsto interrogar en las próximas semanas al personal de la ambulancia que atendió a Mainat tras sufrir el coma.

La mujer de Mainat se pronunció al respecto hace unas semanas, asegurando que es “absolutamente falso” que haya intentado asesinar a su marido y ha desvelado que “se están instruyendo y siguen abiertos, dos procedimientos penales contra José Mª Mainat por violencia de género contra mi persona”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada