70 aniversario de Diez Minutos: Carmina Ordóñez, la Divina que conquistó a todos

Hija, esposa y madre de toreros. La Divina, como así la llamaban, exprimió la vida al máximo. Descendiente de dos grandes sagas, disfrutó de amores, lujos y fiestas hasta el final de sus días. El 23 de julio de 2004 la encontraron muerta en su casa de Madrid.



    Carmina Ordóñez ha sido una de las musas de Diez Minutos y no podíamos repasar nuestra historia sin dedicarle un capítulo a esta mujer, poderosa, decidida, disfrutona y guapa a rabiar. Así era Carmina Ordóñez Dominguín, una joven de familia bien, que estudió en los mejores colegios de Madrid y se rodeó de figuras históricas como Hemingway y Orson Welles. En su vida primó el amor por encima de todas las cosas, el de sus hijos, Francisco, Cayetano y Julián Jr; y después el de los hombres que pasaron por su vida: "El día que no esté enamorada, estaré muerta", decía. Y así sucedió, tras soportar algunas cornadas que le dio la vida, como la muerte de sus padres y la denuncia por malos tratos a Ernesto Neyra, cayó en las adicciones. Su corazón se rompió a los 49 años.

    En el vídeo de la parte superior, repasamos las mejores imágenes de la vida de Carmen Ordóñez. ¡Dale al play! Carmen nació el 2 de mayo de 1955 fruto del matrimonio de Carmen Dominguín y Antonio Ordóñez, dos de las grandes sagas toreras de nuestro país. Creció entre algodones y desde su más tierna infancia acaparó flashes y portadas. El 29 de junio de 1956 nació su hermana Belén. Se criaron en el barrio de Salamanca y recibieron una exquisita educación en el Liceo Francés. Siempre se quejaban de que su padre era muy estricto y pasaba mucho tiempo fuera. La muerte de su madre, en 1982, víctima de una cáncer, rompió la familia. Su padre se volvió a casar con Pilar Lazcano pero ni Carmen ni Belén empatizaron con ella.

    carmen ordoñez, de joven, en una playa con una camiseta de nuestra revista
    HEARST

    Fue un icono en los años 70. Todas las mujeres querían ser como ella, la más guapa y elegante de España, según Pérez Reverte y la revista 'Time'. Pero también rebelde. A los 17 deseaba huir de casa y vio la salida en los brazos de Paquirri, un torero de clase baja pero número uno en las plazas. Pese a sus diferencias de caracteres y manera de ver la vida, Carmen y Paquirri estaban enamoradísimos. Fruto de su matrimonio nacieron dos hijos: Francisco y Cayetano. Dos hermanos que heredaron la belleza de sus padres y que finalmente se dedicaron al mundo del toro, como su padre, comenzando así la dinastía Rivera-Ordóñez.

    Tras su separación de Paquirri y algunos romances, Carmen se enamora de Julián Contreras, en 1983 y un año más tarde se casan en Miami, por lo civil. Diez Minutos fue la cabecera elegida por la pareja para dar la exclusiva. En 1988 repiten, pero por la Iglesia. Con Julián tuvo a su tercer hijo, Julián Jr. Se divorcian en 1994. Y luego llegaron otros amores: En 1997 Carmina conoció a Ernesto Neyra, el bailarín y tras cinco años de noviazgo se casan. Su matrimonio duró dos años y resultó durísimo. Ella le puso una denuncia por malos tratos en 2001, pero fue desestimada porque "no encajaba en el perfil de mujer maltratada", algo que indignó . Empezaba su declive…

    Tras el bailarín, llegaron Pepe El Marismeño o Eduardo Bermejo. Enamorada de Marbella y de El Rocío, en 2002 comenzó como colaboradora de televisión: 'Crónicas Marcianas' y 'A tu lado'. Es entonces cuando conoce a Kiko Hernández, con el que compartió alguna que otra fiesta. Se habló mucho de si tuvieron algo o no... Descendiente de dos grandes sagas, disfrutó de amores, lujos y fiestas hasta el final de sus días. El 23 de julio de 2004 la encontraron muerta en su casa de Madrid.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo