Violeta Mangriñán se sincera en redes sobre lo mal que lo pasó en el parto

La pequeña nació el pasado domingo 31 de julio y la joven sufrió un contratiempo de salud.

violeta mangriñán
Instagram

        Violeta Mangriñán y Fabio Colloricchio están en una nube con la llegada de su pequeña Gala. "Gracias por hacernos sentir el amor más grande que jamás sentiremos", con estás dulces palabras presentaban la pareja a la criatura y sus caras desprendían felicidad plena pero a la vez cansancio. De hecho, la influencer ha querido ser sincera en sus redes sociales y le contaba a sus fieles seguidores los problemas que ha tenido durante el parto de su primogénita. La pequeña nació el pasado domingo 31 de julio y la joven sufrió un contratiempo de salud mientras recibía a su hija.

        "Con respecto al parto... El sábado por la noche fisuré la bolsa, llamé a mi ginecóloga y a mi matrona, me aconsejaron mantener la calma y acudir a primera hora de la mañana para ingresar en el hospital. Fabio llegó a casa de madrugada, ninguno de los dos dormimos en toda la noche y vinimos al hospital con mi madre a las 9:00 am", empezaba explicando la ex participante de 'Supervivientes'.

        violeta mangriñán
        Instagram

        "Estuve con contracciones tolerables hasta las 14:00 pero a las 14:00 rompí del todo la bolsa y empecé de inmediato con contracciones muy dolorosas e insoportables, hora y media después, pedí la epidural. Estuve dilatando toda la tarde y fue bastante rápido. Llegué a 10 centímetros a las siete de la tarde. Hubo una pequeña complicación puesto que empecé a tener fiebre y escalofríos con tembleques justo poco antes del expulsivo. Me dieron medicación, hizo efecto y en cuanto empecé a empujar a los 30 minutos nació gala, 9:39 pm. Parto vaginal, ni un solo punto ni desgarro. De hecho di a luz tumbada de lado hacia la derecha, muy cómoda. Un parto muy bueno según el equipo médico, que no pudo ser mejor", contaba ya aliviada Violeta Mangriñán.

        La extronista de 'Mujeres y hombres y viceversa' también ha confesado mediante 'stories' que le está siendo bastante complicado la tarea de dar el pecho a su hija: "Esta pasada noche ha sido dura. De hecho llevamos ya 48 horas sin dormir, estamos felices pero destrozados de agotamiento. En cuanto salió, se agarró perfectamente al pecho y durante la noche le he dado dos veces más, sin dormir y agotada pero parece que no le sabia suficiente mi calostro porque todavía no es leche como tal y hemos tenido que darle dos biberones. Ella no ha parado de llorar durante la noche y yo tampoco, de cansancio e impotencia de no poder hacer nada y tampoco saber cómo hacerlo". Seguro que cuando vayan pasando los días, evolucionan mejor la cosas y "lo feo" o complicado de la maternidad va desapareciendo.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de En portada