Por qué es importante exfoliarte la piel

Tratar manchas, poros abiertos e incluso arrugas son algunos de los beneficios de cuidar tu piel con exfoliación. Te contamos los tipos que puedes emplear.

masseur doing massage on a woman's face at the spa
Getty Images

Seguro que sabes que debes usar exfoliantes para tu piel, pero si no sabes bien las clases de exfoliantes que existen, sigue leyendo para aprender qué tipos existen y cual te puede venir mejor. El exfoliante es un producto cosmético que debes usar para limpiar la piel de células muertas, minimizando las impurezas tanto del rostro como del cuerpo.

Al exfoliar no solo liberas la piel de las células que no se ha desprendido sino que además se estimula la renovación celular. Por eso es muy bueno para tratar manchas, poros abiertos, comedones, millium e incluso arrugas.

En cuanto a los tipos te diré que hay 4, te cuento en qué consisten, qué hacer, cómo llevarlos a la práctica y cuál se adapta más a tu tipo de piel:

  • Exfoliante mecánico: Este tipo de exfoliante se hace con máquina como la dermoabrasión con punta de diamante o la hydralin fusión. En este caso, se hace esta técnica en un centro de belleza que cuente con estos tratamientos y conseguirás no solo renovar la piel sino tratar distintas situaciones como arrugas, manchas, poros abiertos y comedones. Esta técnica es apta para todo tipo de piel salvo en el caso de acné activo o rosácea ya que el arrastre de las puntas pueden hacer heridas y liberar bacterias a otras zonas de la piel sana, recomiendo este tratamiento cada mes y más si vienes de la playa.
    • Exfoliante físico o de arrastre: Este tipo de exfoliante lo puedes hacer en casa y se hace con partículas de arrastre que suelen ser a base de productos naturales como cáscaras, semillas, perlas... Con este gesto semanal puedes darle a la piel mucha luz, pero debes elegir partículas flexibles que sean blandas y no debes friccionar la piel con mucha fuerza, es apto tanto para piel seca, grasa pero no para piel con acné activo, rosácea o sensible ya que estas pieles no necesitan que se las masajeé mucho.
      woman scrubbing sugar on her face
      Getty Images
      • Exfoliante químico: Esta exfoliación se hace con activos químicos que pueden ser químicos o naturales, es decir, que aunque el ácido glicólico sea un activo químico procede de una fuente natural, la caña de azúcar, pero depende de cómo lo traten será más o menos natural. Yo aconsejo siempre los ácidos los más naturales posibles y pueden ser de alfahidroxiácidos como el ácido glicólico o beta hidroxiácidos como el ácido salicilico, para piel grasa y seca el glicólico va bien pero para la rosácea siempre debe ser beta, vienen formulados para que los uses en casa en formato crema pero debe ser bien asesorada.
        • Exfoliante de gommage o enzimático: En este caso es un peeling que puedes hacer en casa pero no es de arrastre, puedes usarlo sobre la piel seca, dejarlo sin masajear unos minutos y retirar con agua, este peeling es ideal para piel grasa con acné o rosácea porque no precisa de masaje y sus activos como el oro o enzimas calman y limpian la piel en profundidad.

          Ahora que sabes qué tipos de exfoliación existen puedes elegir el que mejor te venga y recuerda que no todas las pieles toleran bien los exfoliantes más populares y si tienes dudas, déjate asesorar. También puedes recurrir al diagnóstico on line para que se realice un estudio de tu piel y la cuides como realmente se merece. Y es que usar los tratamientos y los cuidados adecuados a cada necesidad es la clave para que la piel mejore y luzca en todo su esplendor.

          masseur doing massage on a woman's face at the spa
          Cuca Miquel, coach de belleza
          Cedida
          This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
          Publicidad - Sigue leyendo debajo