'Hermanos', avance del capítulo 19 de esta semana: ¿Quién es Cemilé?

Qué va a pasar en 'Hermanos': La permanencia de Kadir en prisión pende de un hilo, mientras que Akif se enfrenta a un doble chantaje, Harika toca fondo y una joven aparece por sorpresa en casa de los hermanos Eren.

hermanos
Productora

        La semana pasada, en los capítulos de Hermanos, Kadir fue culpado de un intento de crimen que no cometió, mientras que Doruk descubrió quien es, realmente, su padre. En el episodio 19 de esta semana, que además arranca la segunda temporada de Hermanos, pasan los días y, mientras Kadir sigue en prisión, en condiciones deplorables, el resto de los hermanos Eren se acostumbran a su vida en el orfanato. Ömer vive en el pabellón de los chicos, mientras que Emel y Asiye se encuentran en el de las chicas. La vida dentro del orfanato no está tan mal para Asiye y Emel. Lo único que les borra la sonrisa, además de estar separadas de su familia, es la presencia de Cemilé, su compañera de cuarto.

        Esta joven dice ser huérfana y solo tiene una hermana que está a punto de casarse. Aunque tiene la esperanza de que la saque del hospicio y la lleve a vivir con ella, parece que esa no es su intención. Cemilé vive amargada entre las cuatro paredes de lo que considera una cárcel y lo paga con las recién llegadas hermanas. Sin embargo, la situación cambia cuando Emel está a punto de caerse del tejado del orfanato y Cemilé la salva. Desde entonces, las tres se convierten en buenas amigas.

        Por otro lado, Doruk enfrenta a su padre y le dice que ya está al tanto de lo que hizo. «Tolga me confesó que fuiste tú quien quiso matar a Erhan e inculpaste a Kadir para que fuera a prisión», le explica. «Si no logras que kadir ea liberado, no me quedará más remedio que denunciarte», le amenaza con dureza.

        Por si esto fuera poco, Tolga, también, se atreve a chantajearle. «Haz que me readmitan en el colegio y no diré nada a la policía sobre tu intento de asesinato», le propone el joven a Akif. Este no tiene más remedio que acceder y hablar con la dirección para que el muchacho vuelva a la escuela.

        Mientras tanto, Orhan y su familia encuentran refugio en la casa de Sermin, la hermana de Sengül. Todo parece ir bien, hasta que Mahmut, el marido de su anfitriona, se niega a dar de comer a tantas personas con su sueldo. Sengül no puede evitar acordarse de que ella se comportó de la misma forma con sus sobrinos cuando se quedaron huérfanos. Ahora le pesa haber sido tan cruel.

        Erhan despierta del coma para alegría de Kadir

        Lejos de allí, Suzan, gracias a su trabajo de dependienta, logra alquilar una casa. Harika se ilusiona, pensando que dejarán el mugroso motel en el que llevan durmiendo varias semanas. Sin embargo, la sonrisa se desdibuja de su rostro cuando descubre que su nuevo barrio es el mismo que el de Ömer y compañía.

        Al día siguiente, Erhan despierta del coma. Akif es uno de los primeros en llegar al hospital. Frente a frente con su fiel empleado, le ordena que comunique a las autoridades que Kadir no tuvo nada que ver en su intento de asesinato y que no recuerda quien le disparó: «Con esto estaremos en paz y yo me olvidaré de tu idea de chantajearme». Después, llama a Doruk y le cuenta que, tal y como él quería, Kadir quedará libre en poco tiempo.

        Dicho y hecho, el mayor de los hermanos Eren es declarado inocente de los delitos que se le imputaban a las pocas horas. Rápidamente, recoge a sus hermanos, tíos y primos, y todos juntos, deciden regresar a su antiguo hogar. Al caer la noche, un desconocido amigo de Salih, compañero de celda de Kadir, le hace entrega de un maletín repleto de dinero: «Ha muerto y quiere que te quedes con esto». El entrañable momento se ve interrumpido por Cemilé, que llega por sorpesa a casa de los Eren.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Hermanos