Carmen y Terelu, preocupadas por la salud de su madre, María Teresa Campos

La periodista, que quiere volver a trabajar en televisión, preocupa a sus hijas que la ven peor desde el confinamiento.

maria teresa campos mi casa es la tuya
Mediaset

    María Teresa Campos ha vuelto al centro de la noticia. Después de estar algunos años apartada de los focos, la periodista ha vuelto para reclamar un hueco en la televisión, volviendo a tener un lugar de trabajo en el que poder sentirse útil. Un grito que ha vuelto a dar en el programa 'Mi casa es la tuya', donde ha protagonizado una entrevista junto a sus hijas y sus nietas, quienes han hablado abiertamente de todos los detalles que Bertín Osborne ha querido preguntar. Y no ha faltado el momento en el que María Teresa ha reivindicado su lugar: "Soy mayor, pero eso no quiere decir que sea tonta. Eso no quiere decir que, de la noche a la mañana cumplas un numerito, que madre mía el numerito que todo el mundo se ha enterado, no valgas para nada".

    Una reclamación que sus hijas y su nieta, Alejandra Rubio, a quien le gustaría trabajar con ella, apoyan sin fisuras, tal y como Terelu dejaba claro minutos antes a Bertín, pero con una pega, y es que ambas se encuentran muy preocupadas por la salud de la presentadora, sobre todo ahora que se ha encontrado en un momento de su vida en el que no puede llenar su tiempo con lo que más le apasiona: trabajar.

    carmen borrego y terelu mi casa es la tuya
    Mediaset

    "La veo muy bajita anímicamente", aseguraba Terelu quien confesaba estar preocupada por ella. "El problema de la generación de mi madre es que no ha tenido un hobby, su satisfacción ha sido el trabajo, su diversión, su esfuerzo... Se resisten a que deben disfrutar pero no saben si no tienen el trabajo. Es una lucha. Ella necesitaría aunque fueran 10 minutos en un programa para decir 'me siento útil'".

    Terelu recordaba que pasó el confinamiento con ella, momento en el que la periodista "dio un bajón" porque, tal y como apuntaba Carmen, "le ha cogido miedo a salir y no salir, no andar, no moverse, le ha afectado". Además, ambas han lamentado que su madre no "relativice" los comentarios que se hacen de la familia en los platós. "Ella sigue siendo respetada, pero... Cuando diga esto se va a liar pero 'me la pela', como diría mi Mila. Se han permitido meterla en un saco al que no ha pertenecido nunca. Y ella eso no lo ha digerido. Para ella es impensable que en un programa del corazón hablaran de ella con desprecio".

    En ese sentido, Carmen Borrego ha destacado que "me enorgullece ser hija de mi madre. No hay cosa más bonita que ser la hija de una de las personas más importantes de la comunicación...". Y es que, "he aprendido muchas cosas de ella en el trabajo, la naturalidad, el moverse en un plató como si estuviera en su casa, el hacer equipo... Alguien que ama y da la vida por su profesión no admite que quien trabaje a su lado no ama ni dé la vida por su profesión".

    Publicidad - Sigue leyendo debajo