'Criminal': Emma Suárez lidera el reparto de la serie de Netflix

La actriz reaparece con los thrillers ‘Criminal’ en Netflix, y ‘Néboa’, en TVE, tras un tiempo dedicada al cine y al teatro.

Emma Suárez, por partida doble en televisión
ALBERTO PIZZOLI

"Por lo general me llaman para personajes ambiguos, dramáticos, conflictivos o atormentados, pero yo soy alegre, positiva y me centro en vivir el momento. Si no fuera así no podría protagonizar tanto drama”, asegura Emma que, precisamente, en una de sus épocas profesionales más fértiles, participa en dos thrillers policíacos: Criminal, que Netflix estrena el viernes 20, y Néboa, próximo drama de TVE que se rueda en tierras gallegas.

Su vuelta a la televisión

Durante varios años, el tiempo que pasó desde que consiguió su primer Goya, en 1996, por El perro del hortelano, y los dos siguientes, en 2016, por Julieta y La próxima piel, Emma se dedicó más al teatro. “Sufrí una etapa de crisis en el cine y tuve menos papeles, pero ahora, en cambio, hay muchísimo trabajo para todo el mundo con la llegada de las plataformas y de tantas series”, explica.

Emma Suárez y Álvaro Cervantes en 'Criminal'
©joseharo

Algo que también le ha sucedido a ella con Criminal, aunque interpretar a Mónica Ortiz, una teniente de la Guardia Civil en Néboa, le ha hecho especial ilusión. “Ni me acuerdo de cuándo hice la última serie, salvo mi colaboración en La zona y, en esta ocasión, además de trabajar con Gonzalo López-Gallego, su director, con el que repetía, me apetecía estar en TVE porque, con toda la oferta que hay, también es necesario hacer buenas series en la televisión de todos”, reconoce.

En ambas producciones, además, Emma se mete en la piel de dos investigadoras: María, la inteligente e intuitiva agente de Criminal, y Mónica, la teniente encargada de descubrir al asesino de los misteriosos crímenes cometidos durante el entroido (el carnaval gallego) por el Urco, un hombre con cabeza de lobo que sale del mar rodeado de cadenas para llevarse a los vivos.

Rodajes y papeles intensos

A sus 55 años, la actriz disfruta metiéndose en papeles que le obligan a evolucionar en todos los ámbitos. De hecho, su vocación artística se despertó “poco a poco” y trabajando. “No he ido a escuelas de interpretación, y todo lo que sé lo he aprendido de maestros como Paco Rabal, Fernando Fernán Gómez o Irene Gutiérrez Caba”. Fue la musa de Julio Medem en películas como Vacas, La ardilla y Tierra, y ahora se ha puesto a las órdenes de Mariano Barroso en los tres capítulos de la versión española de Criminal, en la que da vida a una inspectora que pone en jaque a sus acusados, en este caso Carmen Machi, Inma Cuesta y Eduardo Fernández. “Ha sido impactante trabajar con Emma, porque ha estado en todo, y para Rai, mi personaje, con el que mantiene una relación sentimental oculta, a pesar de su diferencia de edad, ha sido su gran faro”, declara su compañero Álvaro Cervantes.

Netflix estrena 'Criminal'
Raul Tejedor

El rodaje de los 12 capítulos se desarrolló en la Ciudad de la Tele, en Tres Cantos (Madrid), centro recién inaugurado; todos los episodios se grabaron en el mismo lugar: una sala de interrogatorios por la que pasan los peculiares criminales. Ese ambiente inquietante, agobiante y claustrofóbico no es algo nuevo para Emma, que ya lo sintió, salvando las distancias, en la película Julieta, con Pedro Almodóvar. “Ha sido muy potente. Cada día disfruto más trabajando”, asegura.

Sin embargo, rodar en lugares como Cabo Ortegal, Estaca de Bares, O Baqueiro, Ortigueira o Cariño, a pesar de su intensidad, ha sido una experiencia positiva. “Es como si hubiéramos rodado ocho películas. Además, he descubierto una Galicia que no conocía”, explica.

Más papeles femeninos

Tras estos dos trabajos, la actriz reconoce que el panorama audiovisual ha cambiado. “Ahora se escriben más papeles protagonistas para mujeres adultas y hay más directoras. No hace mucho, las únicas eran Pilar Miró y Josefina Molina, pero lo que sí echo en falta son guiones escritos por mujeres. Se nota cuando los hacen los hombres”, recalca.

Poco amante de las redes sociales, tampoco sigue mucho la televisión. “Antes no tenía y la veía con mi hijo. Me enganché a Homeland por recomendación de Ariadna Gil, pero las series no son los mío. Tengo Instagram porque me lo recomendaron, pero es un mundo que no me interesa y que me quita tiempo para hacer cosas importantes para mí”, declara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV