'Fue la mano de Dios' (Netflix): crítica del regreso de Sorrentino

Paolo Sorrentino estrena su última película en Netflix siendo, sin duda, la más personal hasta el momento. En 'Fue la mano de Dios' vemos la posibilidad de la superación de un trauma a través del arte, que también tiene cabida en el fútbol.

filippo scotti, toni servillo y teresa saponangelo en una escena de fue la mano de dios, de paolo sorrentino
Gianni FioritoNetflix
  • Paolo Sorrentino regresa al largometraje gracias a Netflix.
  • En Fue la mano de Dios expone su propia tragedia personal, pasada por el filtro de la ficción, con la que purga con elegancia y delicadeza, sus peores demonios adolescentes.

    Llevaba desde 2018 sin entregarse al largometraje. El oscarizado guionista y director Paolo Sorrentino (Il Divo, La gran belleza, The Young Pope) nos sorprendió ese año con un particular retrato del popular Silvio Berlusconi en en su película Loro. Aunque en este tiempo sí ha dedicado su actividad creativa a la televisión con el estreno de The New Pope y el episodio que escribió y dirigió de la serie italochilena Homemade, no le habíamos visto regresar al cine.

    Ahora, de la mano de Netflix, vemos su particular estilo de nuevo en algunas salas seleccionadas y la plataforma gracias a la película Fue la mano de Dios. Desde el miércoles 15 de diciembre podemos disfrutar de la historia de un chico, Fabietto Schisa (Filippo Scotti), en el turbulento Nápoles de los años ochenta.

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    En Fue la mano de Dios hacemos un viaje por la adolescencia del propio Sorrentino, en la que se albergan grandes momentos —como la llegada del legendario futbolista Diego Maradona— y para una tragedia igual de imprevista. El destino interpreta su papel, la alegría y la desdicha se entrelazan y el futuro de Fabietto echa a rodar.

    Fue la mano de Dios: crítica del regreso de Sorrentino

    Sorrentino ha volcado mucho de sí mismo en esta película. Vuelve a la ciudad que le vio nacer para contar su historia más personal: un relato ficcionado sobre su propia historia. Así nos presenta a un joven adolescente en pleno descubrimiento de sí mismo, sus gustos y referentes, siempre protegido por el cariño familiar. Pero un fortísimo trauma le cambia radicalmente la vida y, desde entonces, hace lo posible por encontrar el encanto que ha perdido el mundo para él. Su manera de conseguirlo es a través de la búsqueda del arte y su primera inspiración, Diego Armando Maradona.

    La personalidad de este proyecto es indudable. Quizá porque el proceso de duelo y reconstrucción del protagonista es una representación minimizada de su propia experiencia ante la trágica muerte de sus padres —según declaraciones a Esquire del propio director—, este filme reflexiona sobre grandes conceptos como el destino, la familia, el arte, el amor y la pérdida.

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    El realizador, napolitano de pro y acérrimo fan de Maradona, escoge la pasión por esta figura del fútbol como hilo conductor de su salida de las profundidades. Pero la película también es un sincero homenaje a sus raíces y a la historia que lleva años queriendo contar, aunque ha necesitado tiempo para poder construir y llevar a imágenes, la suya propia. Prueba de ello es el plano secuencia inicial, que se recrea en la muestra de buena parte de Nápoles solo para arrancar el filme.

    Desde ahí, el filme es puro Sorrentino, y no tanto por la identificación de su estilo en base a sus filmes previos, sino por la muestra que nos ofrece de su quintaesencia. Un pasado doloroso aflora de forma clara pero austera, en un relato sencillo como nunca antes lo había sido en sus anteriores títulos, que nos lleva por un viaje intimista y lleno de emociones, donde es menos artificioso y más honesto. Hasta la fotografía se desmarca del ambiente jovial y luminoso que tanto brillo sacó a La gran belleza, su mayor éxito. Y sin embargo, la simplicidad técnica engrandece el relato y apela a los más profundos sentimientos humanos.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Series TV