5 platos sorprendentes para aprovechar las claras de huevo

Fíjate en todo lo que puedes hacer con unas simples claras de huevo. Te proponemos estas cinco recetas sabrosas y originales con las que vas a triunfar seguro.


    Las claras de huevo no se tiran. Es importante luchar contra el desperdicio de comida, y qué mejor manera que conseguirlo con estas sencillas recetas que apuestan por el aprovechamiento total del huevo. ¿Sabías que las claras se pueden hasta congelar? Lo importante es que dejes el mínimo aire posible en el recipiente donde las coloques. Para ello puedes cubrir las claras con film transparente, después tapar el tuper y luego llevarlo al congelador. Merece la pena aprovecharlas: las claras son libres de grasa y colesterol, y cuentan con propiedades que te ayudan a tener energía, desarrollar tus músculos y fortalecer tus huesos.

    Los huevos son unos de esos ingredientes que están presentes en todos los hogares. Se usan para todo tipo de recetas, dulces, saladas, sencillas, complicadas. Con los huevos puedes desde improvisar una cena rápida a preparar un postre de impresión. Sin embargo, pocas veces se nos ocurren preparaciones en las que el protagonista sea la clara. Para reivindicar su valor nutritivo y su versatilidad culinaria, te proponemos cinco recetas con claras de huevo muy originales con las que sorprenderán a tus comensales y a ti misma. Y si quieres con ellas hasta puedes montarte un menú completo porque tienes entrante, principal y más de un postre para elegir.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Pudin de arroz con merengue

    puding de arroz con merengue
    Plató Hearst

    Ingredientes: 140 g de arroz largo, 2,5 dl de leche entera, 1 rama de canela, 3 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de zumo de limón, sal, 3 claras de huevo, 2 cucharadas de azúcar glas.

    Pon una cazuela al fuego con la leche, el azúcar, el arroz, 1/4 cucharadita de sal y la canela. Deja cocer 15 minutos y retira. Saca la rama de canela. Vuelca el resto en una fuente de horno. Pon en un bol las claras de huevo y monta con varillas añadiendo el azúcar glas –poco a poco– y el zumo de limón sin dejar de batir hasta obtener un merengue firme.

    Extiende el merengue en la fuente sobre el arroz. Enciende el gratinador del horno y mete la fuente. Deja gratinar hasta que empiece a dorarse el merengue.

    Salmonetes en nube

    salmonetes en nube
    Plató Hearst

    Ingredientes: 4 salmonetes, 6 claras de huevo, 2 dientes de ajo, 1 cebolla, 1 tomate,
    1 hoja de laurel, 1 naranja (en zumo), aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

    Limpia y desescama los salmonetes, salpimenta y reserva. Pela y pica la cebolla y los ajos. Pela y despepita el tomate y córtalo en dados.

    Rehoga la cebolla y los ajos en una sartén con un poco de aceite. Añade el tomate en dados, el zumo de naranja y el laurel. Deja reducir unos minutos y sazona.

    Precalienta el horno a 180º C. Monta las claras a punto de nieve. En una bandeja de horno forrada con papel de hornear, haz 4 camas. Pon los salmonetes sobre cada una, rocía con el reducido de naranja. Hornea 10 minutos. Sirve enseguida.

    Calabacín crujiente

    calabacín crujiente
    Hearst

    Ingredientes: 2 calabacines, 2 claras de huevo, 120 g de panko, tomillo fresco, 280 g de queso parmesano rallado, sal y pimienta.

    Precalienta el horno a 200º C. Corta los calabacines en rodajas. Salpimenta. Bate las claras en un bol grande hasta formar espuma. Mete las rodajas de calabacín en las claras de huevo. Mezcla el panko con el queso parmesano rallado y unas hojas de tomillo.

    Empana las rodajas de calabacín con la mezcla. Coloca el calabacín en una bandeja de horno, sin que las rodajas se toquen entre sí. Mete la bandeja al horno y mantén 25 minutos o hasta que el calabacín esté dorado y crujiente por fuera.

    Leche merengada

    leche menregada
    Plató Hearst

    Ingredientes: 8 dl de leche entera, 4 claras de huevo, 60 g de azúcar, 2 ramas de canela, 1 limón, 20 g de azúcar glas, canela en polvo y sal.

    Pela el limón. Pon un cazo al fuego con la leche, la canela, la piel de limón y el azúcar. Deja a fuego medio hasta que empiece a hervir. Retira del fuego, tapa y deja infusionar una hora. Cuela la leche. Añade una pizca de sal y bate. Pon en recipiente apto para el congelador. Deja en el congelador 40 minutos. Monta las claras a punto de nieve con el azúcar glas.

    Saca la leche preparada del congelador. Tritura con la batidora. Añade las claras a punto de nieve y mezcla con movimientos envolventes. Vuelve a meter al congelador 30 minutos. Sirve con canela en polvo por encima.

    Tejas de almendra

    tejas de almendra
    Plató Hearst

    Ingredientes: 250 g de almendras en láminas, 2 claras de huevo, 100 g de azúcar glas, 1 naranja, aceite de girasol.

    Precalienta a 160° C el horno. Cubre una bandeja de horno con papel de hornear y pinta con el aceite de girasol.

    Bate las claras de huevo y el azúcar glas, la ralladura de la naranja y las almendras. Une todo suavemente hasta que quede una mezcla homogénea.

    Pon un bol con agua fría y sumerge las manos antes de coger pequeñas porciones de la mezcla y depositarlas sobre la bandeja de horno en montículos. Aplasta para formar tortas de unos 8 cm de diámetro lo más finas posibles. Mete al horno precalentado y mantén 12 minutos.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo