¿Cómo montar un huerto urbano en casa?

No hay que tener demasiada maña, ni una casa gigante y puede resultar una actividad muy entretenida. Sigue estos sencillos consejos para comer tus propias verduras.

una mujer riega unas plantas en su terraza
Guido MiethGetty Images

    ¿Quieres montar un huerto urbano en tu propia casa? Está claro que la pandemia y el teletrabajo han modificado nuestros hábitos de consumo y de ocio. Ahora comemos mucho más en casa y menos fuera. Si durante el confinamiento hicimos pan y tropecientas manualidades, ¿por qué no cultivar nuestras propias verduras en casa? Es mucho más fácil de lo que parece y ni siquiera necesitas un gran espacio. A día de hoy existen soluciones apilables (bucea en elho.com) para crear un huerto en un huequito del balcón o de tu terraza. Si quieres crear un pequeño huerto urbano en casa, apunta estos sencillos consejos para que sea un éxito.

    Lo único imprescindible para que tu huerto sea un éxito es que el lugar elegido tenga luz directa. Las hortalizas necesitan la luz solar para poder realizar la fotosíntesis: la orientación ideal es sur-suroeste. Deberemos elegir nuestros cultivos en función de las horas de luz que tenga el espacio elegido para plantar. Si eres principiante, empieza con lo más sencillo. Las cebollas, las zanahorias, el perejil y los ajos no necesitan mucha historia y son buenas opciones para empezar. La primavera es una buena época para el cultivo de estos productos, ya que no hay heladas por la noche. Para comenzar a cultivar, puedes hacerlo con semillas o plantones. Mientras que las semillas son la opción más económica y existe más variedad, los plantones ofrecen mayor resistencia y su cuidado resulta más sencillo, ya que nos ahorramos el ciclo inicial (plantar, germinar). Si todavía no tienes mucha maña, los plantones, que encontrarás en viveros, son tu mejor opción. Descubre las 10 mejores recetas con calabacín.

    un contenedor con tomates, lechugas y tierra es cuidado por un chico
    Westend61Getty Images


    Hoy en día, en las tiendas ya podemos encontrar abonos específicos para huertos con cultivos concretos. Su función primordial de estos fertilizantes es que tengamos una abundante cosecha y de calidad además de intensificar el sabor. La mayoría son de base orgánica que garantiza una agricultura ecológica por su formulación. La ventaja de realizar el cultivo en un espacio tan pequeño es que es menor la posibilidad de que aparezcan plagas. Las más comunes son el pulgón y la mosca blanca, que se eliminan pulverizando agua jabonosa. Para la araña roja lo mejor es colocar pieles de cebolla alrededor de la planta para que actúen como repelente. 5 recetas fáciles de nabos y colinabos.

    Puedes involucrar a tus hijos pequeños en la tarea del cuidado y el cultivo0 del huerto en casa. Anímales a que te ayuden a plantar o regar, actividades nada peligrosas y con las que podrás disfrutar en familia. Además, así aprenderán también que la comida no crece en el supermercado.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo