El primaveral abrigo de Letizia gana al dos piezas de Angélica Rivera

La Reina de España y la primera dama de México se han vuelto a ver las caras en un almuerzo celebrado en el palacio de la Zarzuela. En su particular duelo estilístico, Letizia ha ganado gracias a su primaveral elección en color pastel

Letizia saluda a Angélica Rivera con un beso
Getty Images

Letizia y Angélica Rivera, primera dama de México, han vuelto a verse las caras. El encuentro ha tenido lugar el mediodía del 25 de abril en las escalinatas del palacio de la Zarzuela donde los Reyes de España han ofrecido un almuerzo a Enrique Peña Nieto, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, y su esposa en el marco de su visita de trabajo a nuestro país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Para su nuevo encuentro con Angélica Rivera, una actriz de telenovela reconvertida en primera dama, Letizia eligió un look primaveral que nos sorprendió porque era algo más alegre y diferente a los que nos tiene acostumbrados. Por segunda vez esta semana y como ya hiciera en la entrega del premio Cervantes, la Reina eligió el rosa como su color principal en un primaveral abrigo con flores estampadas y grandes botones. Lo completaba con un bolso de mano y unos zapatos rosas de la firma Lodi. Con la melena suelta y un maquillaje suave, Letizia estaba muy favorecida.

Gtres

Por su parte, Angélica Rivera optó por una falda blanca con una blusa roja en manga larga que, a pesar de que le quedaba como un guante, era algo sobrio para la que fuera estrella de telenovelas.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En su particular duelo estilístico, Letizia ha resultado ganadora porque su look era ideal para la primavera frente al sobrio dos piezas que eligió la esposa de Peña Nieto. A pesar de su rivalidad estilística, la cordialidad entre la Reina y Angélica fue evidente y se saludaron con mucha efusividad.

Gtres

Letizia también estuvo muy cariñosa con su marido, Felipe VI. Tanto al subir como al bajar las escalinatas de la Zarzuela, los Reyes se mostraron muy atentos el uno con el otro, incluso, la Reina agarró a su marido por la espalda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo