Froilán se lleva un gran susto en los toros

Un nuevo revolcón protagonizado por el torero Gonzalo Caballero, gran amigo del miembro de la familia real, ha provocado momentos de tensión durante una corrida benéfica en Añover del Tajo (Toledo).

image
Gtres

Este domingo, 3 de junio, tenía lugar en Añover del Tajo, localidad de Toledo, una corrida de toros a beneficio de la ‘Asociación Síndrome de Down’ en la que toreaban Juan del Álamo, Martín Escudero y Gonzalo Caballero.

Era la reaparición de Gonzalo Caballero tras la cogida sufrida en Las Ventas el pasado mes de mayo y contaba con la presencia de su inseparable amigo Froilán de Borbón, que se llevó un buen susto cuando el diestro sufría de nuevo un revolcón con uno de los toros y no podía evitar llevarse las manos a la cara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Visiblemente preocupado, el hijo de Elena de Borbón y Jaime de Marichalar vivió un importante momento de tensión y nerviosismo, pese a que todo quedó en un susto y el joven torero pudo reponerse fácilmente. De hecho, el sobrino mayor del rey Felipe VI estuvo minutos después hablando con su amigo distendidamente, seguramente, comentando la tensa jugada.

Caballero reaparecía así en el municipio de Toledo tras estar recuperándose de la cogida del pasado 2 de mayo en Las Ventas, cuando Cerillero, de más de 600 kilos, le dio una tremenda voltereta dejándole con una cornada en el muslo izquierdo y un fuerte golpe en la cabeza. El parte médico firmado por el doctor García Leirado rezaba: “Herida por asta de toro en el tercio superior de la cara lateral del muslo izquierdo, con una trayectoria hacia dentro de 5 centímetros, que produce desgarro de la fascia lata y músculo vasto externo, de pronóstico menos grave”.

Gtres

El mismo diestro agradecía poco antes de recibir el alta hospitalaria los mensajes de apoyo en sus redes sociales: “La herida evoluciona bien y esperando resultados de las pruebas cervicales. Deseando recibir el alta para empezar a recuperar los daños musculares y volver cuanto antes”. Por fin ha podido volver a torear, aunque no sin un buen susto debido al nuevo revolcón, en esta ocasión sin revestir gravedad para el torero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Todos los beneficios obtenidos en la corrida irán destinados a la Asociación Down Toledo. Froilán, a su salida de la plaza ha posado con algunos niños con Síndrome de Down, que le han regalado espárragos de la temporada, y se ha marchado tras haber pasado una tarde algo angustiosa.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo