Fernando Gómez-Acebo arropa a su madre, la infanta Pilar, tras ser operada de urgencia

La hermana de Don Juan Carlos de Borbón se recupera en el hospital Ruber Internacional de Madrid de una intervención de urgencia arropada por sus cuatro hijos. La tía de Felipe VI fue intervenida, el pasado fin de semana, por una obstrucción intestinal que ha sido solventada con éxito.

Pablo Gomez Acebo
Gtres

Doña Pilar de Borbón se recupera, en el hospital Ruber Internacional, por una operación de urgencia a la que tuvo que ser sometida por una obstrucción intestinal. La Infanta se encuentra bien arropada por toda su familia, en especial, sus hijos, quienes no se separan de la cama de su madre para atenderla y acompañarla en estos momentos. A las puertas de la clínica hospitalaria se ha podido ver a Fernando Gómez-Acebo y sus hermanos acudir a acompañar a la tía de Felipe VI, así como hacer relevos para poder dedicarle el mayor tiempo y atención posible entre todos.

Fernando Gomez Acebo
Gtres

Fernando Gómez-Acebo está siendo uno de los más atentos con su madre. El hijo de Pilar de Borbón fue captado a las puertas de la Clínica Ruber Internacional tras haber pasado una larga jornada a los pies de la cama de su madre para conocer cuál es su estado de salud y su evolución tras la operación. A su salida, era su hermana Simoneta la encargada de atender a su madre y quedarse pendiente de su evolución en la cama del hospital.

La infanta Pilar de Borbón, operada de urgencia
Gtres

Según el parte médico, la Infanta se recupera rápida y favorablemente de la intervención a la que fue sometida con urgencia el pasado 2 de febrero y de la que una semana después aún se está recuperando. Fue precisamente su hijo menor el encargado de llevarla hasta el hospital desde el aeropuerto después de que la hermana de Don Juan Carlos asegurara sentirse mal y viajara directamente a la capital desde Calviá (Mallorca) para ser atendida. Tras la operación, Doña Pilar espera pacientemente en el hospital a ser dada de alta después de que los médicos hayan confirmado que no existe ninguna complicación. Esta, además, es la primera complicación grave de salud para la Infanta Pilar quien cumplía 82 años el pasado mes de julio.

Aunque tras la operación de su hermano Don Juan Carlos, la infanta fue una de las primeras en acudir a ver su estado de salud, aún no se ha visto a ningún miembro de la Casa Real visitar a la hermana mayor del Rey Emérito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo