Los duques de Sussex esperan su primer hijo para la próxima primavera

Harry de Inglaterra y Meghan Markle se estrenarán como padres en 2019. El palacio de Kensington acaba de confirmar la buena nueva para la pareja que se encuentra en Australia donde acaba de iniciar su primer viaje oficial como marido y mujer

Meghan Markle
Gtres

Harry de Inglaterra y Meghan Markle están de enhorabuena. Según acaba de anunciar el palacio de Kensington a través de su perfil de Twitter, los duques de Sussex se estrenarán como papás en la primavera de 2019. La pareja, que brilló en la boda de Eugenia de York el pasado 12 de octubre, ha querido compartir la buena nueva con todos sus seguidores justo el mismo día que aterrizan en Australia donde comienzan una visita oficial a Oceanía en el que será primer viaje oficial como marido y mujer. Del 16 al 31 de octubre, visitarán Nueva Zelanda, Fiji, Tonga y Australia, donde inaugurarán los Juegos Invictus que tan buenos recuerdos les traen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Sus altezas reales los duques de Sussex están encantados de anunciar que la duquesa de Sussex espera un bebé para la primavera de 2019" escribe el palacio de Kensington junto a una imagen de la pareja muy sonriente.

La pareja ha querido compartir la buena nueva como agradecimiento a las muestras de cariño que han recibido desde su boda, el pasado mayo. "Sus altezas reales aprecian el apoyo que han recibido de la gente de todo el mundo desde su boda, el pasado mayo, y han querido compartir esta feliz noticia con el público" rezaba el segundo tweet compartido por Kensington.

Gtres

Sólo unas horas antes de dar a conocer la buena nueva, los duques de Sussex aterrizaban en el aeropuerto de Sydney, Australia, como demuestran estas imágenes, las primeras tras conocerse la noticia. Con ropa de sport y una sonrisa imborrable, la pareja llegaba a Oceanía para emprender su primer viaje oficial como marido y mujer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Meghan estaba muy guapa con un look en color negro y la melena lisa. La mujer de Harry cargaba con unas carpetas llenas de papeles con las que, seguramente, ha ido preparando los actos oficiales de su visita a Oceanía.

Gtres

Antes de su viaje a Australia, los duques de Sussex acudieron a la boda de Eugenia de York, el pasado 12 de octubre. Meghan fue una de las invitadas más elegantes en la boda y algunos atribuyeron que, sobre su vestido de Givenchy, lucía un abrigo de la misma firma para ayudarle a disimular un posible embarazo. Embarazo que, solo tres días después, ha confirmado el palacio de Kensington.

Publicidad - Sigue leyendo debajo