Carlos de Iglaterra de lo más tierno con un niño

El príncipe visitó el colegio 'White Rose PrimarySchool' en Elliots Town, y no se ha podido resistir a los pequeños

Carlos de Inglaterra
GTRES

Carlos de Inglaterra ha sacado su lado más tierno en uno de sus últimos actos oficiales. Ha sido durante su visita al colegio 'White Rose PrimarySchool' en Elliots Town, donde el Príncipe se ha mostrado de lo más cercano y amable. Junto a su pareja, Camilla Parker Bowles, con quien se casó en 2005, no se han podido resistir a la ternura que derrochaban los pequeños, y les han estado acompañando en su jornada escolar.

Parece que ha dejado de lado el hecho de que esta semana cumple 50 años como príncipe. El hijo mayor de la Reina Isabel II ha preferido no hacer una fiesta de celebración y ha seguido con su agenda de actos oficiales. La misma duquesa de Cornualles ha respondido que él ha preferido celebrarlos en silencio cuando ha sido preguntada por los cincuenta años de su marido como príncipe heredero.

Carlos de Inglaterra
Carlos de Inglaterra
GTRES

Tal vez esto tenga que ver con que su madre, la reina Isabel II, continúa con el reinando a sus 92 años. Lo más seguro es que cuando llegue la hora de la sucesión del trono el príncipe Carlos cederá el puesto a su hijo mayor, el príncipe Guillermo.


Pero no es el único problema que tiene en la cabeza el padre de Guillermo y Harry de Inglaterra, hace apenas unos días fue nombrado Patrón de la Facultad de Homeopatía. Es por esto que muchos médicos y científicos han criticado este nombramiento.

Carlos de Inglaterra
Carlos de Inglaterra
GTRES

Sin embargo, parece que después de esta alegre visita, al príncipe Carlos de Gales se le ha cambiado el ánimo y se ha encontrado de lo más a gusto, tanto que él y su mujer no podían evitar comportarse como niños al hablar con los alumnos, con los que se han divertido durante todo el día. No sabemos si a este pequeño viaje se ha llevado sus enseres más particulares, pero está claro que esta visita le ha servido para despejarse de sus problemas y sacar una sonrisa a los pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo