Diez Minutos participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Diez Minutos recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Meghan Markle desvela que perdió en verano el bebé que esperaba

Se rumoreó que la pareja de 'royals' esperaba otro bebé, pero en el mes de julio lo perdieron a causa de un aborto. Ahora ella ha contado lo que pasó


    Ni siquiera ser rico y poderoso te quita de vivir momentos de lo más dolorosos, y haber formado parte de la Familia real británica tampoco, porque ahora Meghan Markle, esposa del príncipe Harry, ha confesado que este mismo verano, en el mes de julio, perdió el segundo bebé que esperaba. Mucho se rumoreó sobre los cambios en su figura y si podría estar embarazada, y ahora la respuesta es que sí, pero aquellos rumores se diluyeron pronto, y ahora, gracias a la carta abierta que ha escrito en el diario 'New York Times', hemos sabido que habían dado el paso para darle un hermanito o hermanita a su hijo Archie (que nació el 6 de mayo de 2019), pero la vida les ha jugado una mala pasada en este infame 2020, y las palabras de Meghan han sido de lo más desgarradoras.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    En la misiva, Meghan, que nunca ha tenido problema en mostrarse transparente con el público, ha revelado que una mañana de julio, tras desayunar y dar de comer a sus perros, se dispuso a cambiar al pequeño Archie, y en ese preciso momento sintió un calambre tan fuerte en su vientre que cayó al suelo del dolor con su hijo en brazos. Ahí fue cuando se dio cuenta de que algo no iba bien, y tuvo una terrible corazonada: "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo", ha expresado.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    En el artículo, titulado 'Las pérdidas que compartimos', Meghan ha querido hacer un retrato de cómo se puede afrontar un momento tan duro, y para ella fue indispensable tener a Harry a su lado: "Sentí la palma de su mano húmeda por nuestras lágrima y besé sus nudillos", ha recordado. Fue en ese momento en el que se puso a pensar en cómo superar la pérdida. "Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos, pero del que pocos hablan. Mi marido y yo descubrimos que en una planta de hospital con cien mujeres, entre diez y veinte habían sufrido un aborto espontáneo", ha revelado, por lo que no entiende que no sea algo de lo que se hable más: "A pesar de ello, este tema sigue siendo tabú", ha lamentado.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada