Gustavo y María se reencuentran tras una semana sin verse

Las últimas semanas no han sido las mejores para la pareja del momento. Las polémicas declaraciones de María sobre sus supuestos encuentros sexuales por cada rincón de Mediaset enfadaron al paparazzi, que negó la mayor en 'Sálvame Deluxe'.

image
Telecinco

La pareja más televisiva del momento está atravesando su peor crisis. Después de romper con todo y con todos para estar juntos, parece que la relación no acaba de asentarse. Hace unos días saltaba la noticia de que María Lapiedra y Gustavo González atraviesan la peor de sus crisis amorosas, de hecho el colaborador de 'Sálvame' confesaba que no es feliz. "Tengo miedo de que como me he convertido en un tipo triste y aburrido, se harte de mí", aseguraba Gustavo. Para celebrar su aniversario, 'Cazamariposas' decidía emitir un polémico 'documental' en el que hacen un 'tour' por los lugares de Mediaset en los que María y Gustavo habrían mantenido relaciones sexuales. Pero esta confesión no sentó nada bien al colaborador de 'Sálvame', tal y como confesó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Por todos estos motivos, la pareja decidió darse un tiempo muerto de unos días para reflexionar. Concretamente 8 días en los que han estado sin verse, aunque sí han mantenido conexión telefónica y vía whatsapp. "Nos hemos dado un tiempo para pensar pero queremos estar juntos", ha explicado González. Una semana y un día que se les ha hecho eterna a ambos pero que les ha venido bien, como ha explicado María. Para dejar claro que su romance sigue viento en popa, los tortolitos han sellado su reencuentro con un apasionado beso y un tierno abrazo, ante la atenta mirada de Jorge Javier Vázquez.

Sin embargo, Gustavo reconoce que está muy nervioso y reconoce estar "al límite con todo", esto le provoca "unas reacciones que ni yo mismo me reconozco". Algo que María ha confirmado: "Se enfada sin motivo". Y el paparazzi añade: "Con María he discutido más que en toda mi vida".

Telecinco

Mientras la pareja hablaba con el presentador, el resto de colaboradores no perdía detalle de su conversación desde el plató. Sobre todo Gema López. La colaboradora, íntima amiga de Gustavo, está cansada de esta historia y ha tomado una drástica decisión: "Yo ya soy conjunto vacío. Este tablero es de ellos dos, que jueguen que yo no lo voy a hacer". Además, le ha echado en cara que una vez más ha justificado los actos de María.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gustavo, lejos de dar la razón a su amiga, ha defendido a su chica: "María ha tenido que escuchar barbaridades sin estar en plató, calificativos muy duros, y no he escuchado a nadie decir a nadie lo siento". Una vez más, el paparazzi se pone en contra de todos los colaboradores para luchar por su relación con María.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo