Carmen Borrego se rompe al hablar de Terelu: ''Estamos todos para ayudarte''

Carmen Borrego necesitaba desahogarse. A las críticas por sus constantes cambios de 'looks', se suma la preocupación que siente por la pronta recuperación de su hermana Terelu, una situación que le ha llevado a derrumbarse en el plató de 'Sálvame'.

Carmen Borrego se derrumba al hablar de la recuperación de Terelu Campos
Telecinco

Carmen Borrego está pasando por un momento delicado. A las críticas por su comentado cambio físico y los looks a los que cada semana les somete el equipo de ‘Sálvame’, se suma un tema especialmente delicado y que no le deja disfrutar al máximo de lo que hace: la recuperación de su hermana Terelu. Tras someterse a una doble mastectomía, la hija mayor de María Teresa Campos no levanta cabeza, habiendo tenido que pasar de nuevo por el quirófano debido a que el postoperatorio no resultó como se esperaba y los pechos de la presentadora no estaban reaccionando bien a los nuevos tejidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

En su última intervención en el programa vespertino, Borrego acabó desahogándose cuando Paz Padilla le preguntó cómo se encontraba su hermana. “Tiene días mejores y días peores, pero ya está en proceso de recuperación total. Eso es lo que esperamos todos. Yo, como siempre, le mando fuerzas desde aquí. Creo que ahora necesita tener mucha fuerza psicológica para seguir superándose. Son dos meses muy duros los que lleva”, comenzó diciendo, intentando controlar la emoción. “Creo que ella es muy fuerte, pero como todo ser humano, hay veces que se viene abajo”.

Borrego no quiso despedirse sin mandarle un mensaje directo a su hermana: “Hermana, te mando un beso como siempre, sé que eres fuerte y estamos todos para ayudarte”. Ante el aplauso del público y sus compañeros, la colaboradora no pudo más que emocionarse y romper a llorar. Acto seguido, la presentadora quiso consolarla y recordarle que puede contar con ellos para lo que quiera. “Esto es una sección, un show, pero, sobre todo, quiero que sepas que valoramos lo que tienes dentro, lo que eres tú”, le indicó.

Antes de mandarle este tierno mensaje a su hermana, Borrego amenazó con abandonar el desafío que le ha propuesto el programa. Ya han pasado tres meses desde que Carmen Borrego enseñara su nueva cara al mundo. La menor de las Campos se sometía a varios retoques estéticos que incluían un lifting de cuello y un retoque de cejas y párpados, dejando a Carmen como nueva. Y es que, la pobre, estaba un poquito acomplejada por los estragos de la fuerza de la gravedad sobre su rostro… Pero la cosa no quedó aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Carmen no terminaba de "encontrarse" en ese nuevo físico y quería luchar por encontrar la imagen perfecta para ella y verse bien, así que aceptó el gran reto de 'Sálvame': Comenzó una sección en el programa de Telecinco en la que cada semana mostraría diferentes cambios de 'looks' hasta dar con el adecuado. Además, estaría en constante lucha con la báscula para perder un par de kilitos a base de mucho entrenamiento...

La primera vez aparecía con una melena corta, un corte de pelo garçon teñido de rubio platino que le daba un gran parecido a su hermana Terelu o a Úrsula de 'La Sirenita', como bien comentaban muchos seguidores del programa. Poco después reaparecía con un nuevo y radical cambio; ¡De morena! Melena larga conseguida con elaboradas extensiones, y teñida de un cobrizo oscuro. Adiós al rubio de la familia... Además, se peinaba con unas ondas al agua que ya han despertado ciertos parecidos razonables.

Pero parece que Carmen ha firmado un: "HASTA AQUÍ". La colaboradora ha aparecido, hoy, en su programa, totalmente indignada y "hecha una mierda", ha confesado ella misma. Aunque asegura que "no critico el trabajo de nadie", confiesa no sentirse "motivada" con el reto. ¿El motivo? Ha sentido que han tratado de "ridiculizarla" constantemente. "Me siento disfrazada", comenta Carmen, y eso es algo que nunca le ha gustado porque "tengo mucho sentido del ridículo".

Telecinco.es

La colaboradora está cansada de las críticas de sus compañeros, que no se han cortado un pelo a la hora de valorar sus 'looks'. Belén Esteban ha confesado que no le ha gustado ninguno de sus cambios, aunque ellos no dudan en animarla a seguir y a no tirar la toalla.

Hasta no aguanta su intento de bajar de peso, y es que confiesa que incluso está dolida con su entrenador, Gonzalo, que hace unos días declaraba que Carmen se queja por todo y que no lo hace bien. Ella, que asegura que se esfuerza todo lo que puede, confiesa que al escuchar esas palabras "salgo y me entran ganas de comerme unas magdalenas y a tomar por culo todo". Sin embargo, ha tenido tiempo para pensar a lo largo de la tarde y ha decidido continuar con su desafío: "No me gusta tirar la toalla y voy a demostrar a mis compañeros que puedo hacerlo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo