Todos los detalles de la boda de Elena Tablada y Javier Ungría en Cuba

Después de una secreta ceremonia civil en Miami el pasado agosto, la pareja celebró su boda religiosa por todo lo alto en La Habana rodeados de más de cien invitados con quienes han disfrutado de una semana llena de actividades.

Elena Tablada Javier Ungria
Gtres

Elena Tablada y Javier Ungría ya han disfrutado de su gran boda cubana. La pareja ha congregado a más de 100 personas en Cuba para disfrutar junto a ellos de una gran fiesta en la que ha tenido lugar su enlace religioso, después de que hace unos meses sorprendieran con la boda civil en un juzgado de Miami. Ahora, en pleno mes de diciembre la pareja escogió La Habana para celebrar una ceremonia marcada por las ausencias de varias de las mejores amigas de la diseñadora como Eva González o María José Suárez pero en la que hubo muchos detalles que cautivaron a todos los asistentes. Aunque ha sido bastante discreta con los detalle de la ceremonia, Elena ha utilizado sus Stories de Instagram para mostrar algunas cosas de uno de los días más felices de su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Instagram

La novia ha mostrado varios de los momentos previos al enlace ¡y los posteriores! Horas después de finalizar la ceremonia, Elena Tablada y Javier Ungría han compartido un momento de intimidad en la cama del hotel mientras veían la televisión, o al menos la tenían encendida de fondo. La pareja de recién casados ha compartido su feliz situación en sus redes sociales con una tierna imagen de sus piernas.

Instagram

Además, la pareja ha obsequiado a sus invitados con un original regalo: unas zapatillas personalizadas con sus nombres y sus retratos con las que no olvidarse nunca de la ciudad en la que celebraron este día tan especial.

Instagram

Algunos de los invitados ya han estrenado las chanclas y han acudido a relajarse a la piscina del hotel donde se alojan, al lado del mar o han podido disfrutar de una bonita puesta de sol con las zapatillas puestas.

Instagram

Prueba de que Elena se lo pasó de miedo en su boda religiosa es cómo terminó su traje nupcial. Su vestido de novia, firmado por Fernando Claro, acabó con los bajos negros, seguramente de tanto bailar, como ha mostrado la propia diseñadora en sus Stories de Instagram.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Instagram

Con un 'No se necesitan palabras" y la foto de su vestido, Elena resumía lo bien que se lo ha pasado en Cuba durante las celebraciones de su boda religiosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo