Miguel Bosé demuestra así que no tiene problemas de salud

De un tiempo a esta parte, Miguel Bosé arrastra un problema vocal del que no quiere hablar, lo que ha hecho que se especule sobre su estado de salud. Pese a todo, acaba de demostrar que se encuentra en plena forma física, saltando a la comba en el programa 'Pequeños gigantes'.

Miguel Bosé salta a la comba en el programa mexicano 'Pequeños gigantes'.
Televisa

De un tiempo a esta parte, Miguel Bosé, muy a su pesar, está en boca de todos. Celoso de su vida privada, el pasado mes de octubre el cantante vio saltar a los medios su ruptura de Nacho Palau, escultor valenciano con el que llevaba más de dos décadas de relación y que ha iniciado una batalla legal por la custodia de los cuatro hijos que tienen en común. A su vez, a las pocas semanas de que se pusiera sobre la mesa el nombre de su expareja, el artista hizo saltar las alarmas acerca de su estado de salud al aparecer durante una entrega de premios con un aspecto más desaliñado al que nos tiene acostumbrados y arrastrando un preocupante problema vocal.

Pese a que Bosé corrió a desmentir que tuviera cualquier tipo de problema de salud, apuntando algunos de sus allegados que tal vez el estrés le estaba pasando factura, las especulaciones no han dejado de ir en aumento. Pero parece que no hay nada de qué preocuparse. Y es que el intérprete de ‘Nena’, a su paso por el programa ‘Pequeños gigantes’, ha dejado constancia que se encuentra, al menos, en plena forma física.

En el talent show infantil mexicano, donde Bosé ejerce labores de jurado junto a algunas estrellas del país aztecas, como Verónica Castro y Karol Sevilla, el internacional artista se animó a subir al escenario para saltar a la comba. A ritmo de la canción ‘El Mariachi loco’ y en compañía de una de las concursantes, María Pérez, Miguel lo dio todo ante la mirada incrédula de la presentadora, Galilea Montijo. ¡A ver quién se anima a hacer eso con 63 años!

A mediados de octubre del año pasado, Nacho Palau, quien fuera la desconocida pareja de Bosé durante más de dos décadas, emitió un comunicado a través de su bufete de abogados para confirmar su ruptura y anunciar que iba a emprender acciones legales contra el cantante para "la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores".

View this post on Instagram

Me quedo con las ganas de decirte... #MB

A post shared by Miguel Bosé Oficial (@miguelbose) on

Y es que, de los cuatro hijos que tuvo con Bosé, dos viven en México con el intérprete y los otros dos, tras la separación, se han trasladado a Valencia con Palau. Cabe recordar que, pese a haber sido criados juntos, los dos pares de hijos gemelos fueron concebidos en procesos de maternidad subrogada diferentes, por lo que tan solo dos de los pequeños serían biológicamente hijos de cada uno.

A su vez, Miguel Bosé hizo saltar las alarmas sobre su estado de salud cuando el pasado mes de noviembre, durante la gala de los Grammy Latinos 2018, subió al escenario para hacer entrega de uno de los premios. El artista llamó la atención por la voz ronca con la que pronunció su discurso, llegando incluso a costarle articular las palabras y teniendo que forzar en exceso la pronunciación. Un problema vocal del que todavía no parece estar recuperado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo