Se cumplen nueve años del beso más famosos de Iker Casillas y Sara Carbonero

El portero sorprendió a la periodista con un inesperado y aplaudido beso en pleno directo durante la retransmisión de la final del Mundial de Fútbol en Sudáfrica.

Nueve años han pasado desde que España se coronara como la flamante ganadora del Mundial de Fútbol. El 11 de julio de 2010 es una fecha que los españoles nunca olvidaremos, siendo la primera vez que el país gana tal competición. Pero no solo el triunfo de 'La Roja' permanecerá en nuestras memorias, o el famoso 'Waka Waka' de Shakira, que dio ritmo a cada partido en Sudáfrica, sino que ese mismo día se producía un momentazo televisivo que ya es Historia de España: el beso entre Iker Casillas y Sara Carbonero. Por todos era conocida la relación entre el futbolista y la periodista, pero por fin se produjo el momento en que lo hicieron público.

Sara cubrió el Mudial como reportera, estando presente en cada partido de la Selección. Llegó la gran final y España venció a Holanda, dando así 'La Roja' el triunfo a su país. La euforia se apoderó de los jugadores y de todos los españoles, y tras el partido los protagonistas se sometían a las preguntas de Sara Carbonero. Y al fin se produjo el ansiado momento: Iker y Sara se encontraban. En un arranque de pasión y con toda la adrenalina de salir victorioso del Mundial de Sudáfrica, el portero quiso mandar un sincero agradecimiento a "la gente que me ha apoyado siempre, a mis padres, a mi hermano, a mis amigos y a ti". A estas palabras les siguió el famoso beso, muy aplaudido tanto por los allí presentes como por los espectadores, dejando a la reportera estupefacta por lo que acababa de ocurrir.

Tras este momento, el futbolista y la periodista ya no escondían su amor, comenzando una bonita y romántica historia de la que nadie perdía detalle. Han pasado nueve años desde entonces, y en ese camino han formado una familia junto a sus hijos Martín, de cinco años, y Lucas, de tres. Con ellos han vivido multitud de aventuras, y junto a ellos emprendieron un viaje a Oporto cuando Iker dejó el Real Madrid para fichar por el club luso, allá por 2015. Ahora, el futuro profesional del madrileño resulta un tanto incierto debido a sus problemas de salud tras su infarto. La vida no se lo está poniendo nada fácil a la pareja, pues a eso se le une el tumor de ovarios de Sara, del cual ha tenido que ser intervenida. Mientras se recuperan, ambos permanecen unidos y tan enamorados como el primer día, y muy orgullosos de la familia que han formado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo