Primeras declaraciones de María Jiménez tras recibir el alta hospitalaria

La cantante ha hablado por primera vez después de estar ingresada desde el pasado mes de abril, primero en Cádiz y luego en Sevilla, desde donde se llegó a temer por su vida.

María Jiménez ya se encuentra en su casa de Chiclana después de uno de los sustos más grandes que ha tenido en los últimos años. La cantante recibió el alta hospitalaria hace un par de días tras permanecer ingresada (primero estuvo en el hospital San Rafael de Cádiz, y luego, el 28 de mayo, fue trasladada en ambulancia al Virgen del Rocío de Sevilla), desde el pasado mes de abril. La artista tuvo que ser intervenida el dos de mayo "en estado grave de una obstrucción intestinal por un proceso intestinal no maligno", tal y como rezaba el comunicado médico que envió el hospital de Cádiz. En el mismo, también se podía leer que María había sufrido "complicaciones infecciones agravadas por sus problemas circulatorios crónicos y metabólicos", motivo por el cual tuvo que volver a ingresar en la UCI, donde permanecía "bajo incubación orotraqueal y conectada a ventilación mecánica".

image
Telecinco

A pesar de su evidente cansancio, María ha atendido el teléfono a 'Sálvame' para dar sus primeras declaraciones tras todo lo ocurrido. La cantante, con la voz esperanzada, ha explicado que todo se desarrolla "poquito a poco" y que aún no sabe cuándo se recuperará: "Eso no lo sabemos bien del todo". Por el momento, cuenta que tiene que someterse a duro proceso de rehabilitación.

Su hijo y su hermana continúan al pie del cañón. Ambos siguen a su lado, como ha confirmado en la mencionada llamada telefónica. Por el momento, no tiene movilidad y no puede mantenerse en pie. Debe alternar la silla de ruedas con la cama.

image
Telecinco

Una mujer llena de fortaleza

En los últimos años, la cantante ha tenido varios problemas de salud. En 2017, comentaba que su gran cambio físico se debía al cáncer de mama que le detectaron en 2013: "Estoy muy gorda, peso 83 kilos. Me he puesto 30 encima". A eso hay que añadir que también la operaron de la garganta, luego se rompió el peroné y dejó de fumar.

María explicó a Toñi Moreno en 'Viva la vida' que había estado pachuchilla, pero ya estaba mejor. "No soy una mujer muy depresiva. He salido de todo", sentenciaba entonces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo