Ona Carbonell se convierte en leyenda tras su última medalla

La nadadora gana la medalla de plata tras su solo en el mundial de Gwangju, Corea del Sur.

Ona Carbonell, en el mundial de natación de Corea del Sur.
Mark Baker (Gtres)

Ona Carbonell continúa haciendo historia. La nadadora española se ha colgado su tercera medalla en este mundial de natación que se celebra en Gwangju, en Corea del Sur. La última ha sido tras su solo en la piscina. Una merecidísima plata que ha logrado tras quedar detrás de la rusa Svetlana Romashina, y por delante de la japonesa Yukiko Inui. Por ello, se ha convertido en la mujer que más medallas mundiales ha logrado. En total, 23. "¡Madre mía! No me lo creo. Todo esto me está superando. No pensaba que iría tan bien y tampoco sabía nada de todos estos récords y estoy muy emocionada, pero también concentrada porque tengo aún que nadar algunas pruebas más. Cuesta mucho conseguir tantas medallas, lograr estar en tantos Mundiales. Siete seguidos en el podio", explicaba la nadadora tras sumar otro logro a su imparable carrera.

Pero su leyenda, que seguro sigue creciendo, no queda ahí ya que como explica en sus redes: "Me han comunicado que con esta medalla me convierto en la mujer con más medallas mundiales de la historia de la natación @Fina1908 y tercera mixta despues de Michael Phelps y Ryan Lochte…aún no me lo creo, estoy muy feliz y agradecida". Phelps tiene en su haber 33, y Lochte, 27.

Ona, junto a Gemma Mengual y Andrea Fuentes han sido las tres nadadoras españolas que han construido la historia de la natación sincronizada en nuestro país. Desde que comenzó a competir en Melbourne 2007, Ona no se ha bajado del podio durante 7 mundiales seguidos. Todo un récord que consolida su leyenda.

Al parecer, es posible que haya sido la última vez que la veamos sola en la piscina ya que se quiere centrar el el dúo y el equipo para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ya están buscando una sustituta, que podrían ser Sara Saldaña y Paula Ramírez. Pero sin duda, en el recuerdo quedará siempre su coreografía al ritmo de James Brown y Luciano Pavarotti con su tema 'It's a man's world'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo