Andrea Molina pide públicamente que le den una oportunidad como actriz

La hija de Lydia Bosch y Micky Molina está teniendo serios problemas para dedicarse al mundo de la interpretación.

Andrea Molina pide públicamente que le den una oportunidad como actriz
Gtres

Tras terminar sus estudios universitarios, Andrea Molina está dispuesta a poner todo de su parte para ver cumplido su gran sueño: seguir los pasos de sus padres. Y es que, pese a que sus conocidos progenitores, Lydia Bosch y Micky Molina, han logrado hacer carrera de su gran pasión, la interpretación, a la única hija que tienen en común le está costando encontrar oportunidades para demostrar su valía como actriz. Sin perder la sonrisa, la joven, de 27 años, a su paso por el photocall del reciente concierto de Jamie Cullum en Madrid, hizo un llamamiento para poder poner en práctica su gran vocación.

Andrea Molina pide públicamente que le den una oportunidad como actriz
Gtres

“Me apetece mucho poder por fin cerrar esta etapa, para centrarme en lo que me gusta”, dijo en relación a sus estudios universitarios. “Me estaba dedicando a algo que, aunque esté bien, no es lo que más me llama la atención. Ahora espero que venga de todo: proyectos, pelis, series…”, confesó esperanzada. “Ahora quiero disfrutar de lo que me gusta”.

Dispuesta a disfrutar del verano junto a los suyos, entre los que no faltarán su novio, el músico Juan Fernández, la hija de Lydia Bosch y Micky Molina espera tener pronto una oportunidad. “Es algo vocacional. A veces, cuando recibo ‘noes’ por respuesta, me entra el bajón. Pero cuando algo es vocacional, es imposible dejarlo”, explica. Aunque a veces pide consejo a su madre, asegura que siempre toma ella las decisiones. “Yo intento guiarme por mí, por mi intuición. Escucho la voz que llevo dentro”.

View this post on Instagram

Madre, mi madre : mujer fuerte, valiente. Carácter y dulzura. Luz para cada uno de mis momentos más oscuros. Abrazo lleno de paz y seguridad al que siempre acudo y a medida que voy haciéndome mayor más . Persona con la que más he discutido y discuto pero menos me gusta hacerlo, más daño me hace. Mi fuerte y mi debilidad. Hogar. Sitio de reencuentro. Seguridad, estabilidad y toma de contacto con la realidad. Persona con la que puedo ser yo al 200%. Mi batería, mi cargador. Leona con los suyos, con su camada . Payasa de serie. AMOR en mayúsculas. Puertas abiertas con los suyos pero castillo amurallado con los extraños. Ama estar con ella, en silencio, en paz, leyendo un libro o viendo una película. Prefiere cena tranquila con sus tres o cuatro amigas de verdad, que una fiesta a todo trapo llena de gente . Es más, huye de lo último. No juzga a nadie ni a nada, y me recuerda todos los días que no lo haga yo; cada uno lo hace como mejor puede dada su circunstancia. Cree en la vida, confía en ella. Cree en Dios, pero no en el que nos han vendido. Cree en el Dios que es amor , que ayuda, perdona, entiende y nunca castiga. Me enseña cada día a investigarme, perdonarme, aceptarme y quererme tal y como soy . Lo hace con su ejemplo. Me impulsa a creer en mi, a borrar de mi vocabulario, de mi cabeza la frase “ No puedo”. . . Grande, bonita, bella, especial, risueña, tímida, segura, insegura, cabezota y perseverante. . . Feliz día de la madre, mama. Te quiero infinito y soy la tia más afortunada del mundo por tenerte como mami 💛

A post shared by Andrea Molina (Andy)🍀 (@andymolina92) on

Ser ‘hijo de’ puede llegar a ser un inconveniente, pese a que Andrea está muy orgullosa de sus apellidos. “Como todo en la vida, te dan cosas buenas y cosas malas. Lo que hay es que aprender a asumirlos y a llevarlos con orgullo. Tengo que dar el callo y demostrar que, aunque tenga estos apellidos, tengo mi propia esencia y soy buena por lo que soy”, sostuvo ante los medios.

Abierta a cualquier tipo de propuesta en el campo de la interpretación, la miembro del clan Molina tan solo espera poder ponerse pronto a trabajar en lo que verdaderamente le gusta. “Lo único que pido es que me den una oportunidad. Quiero que confíen en mí”, se lamenta. “Soy Andrea Molina y, como le pasa al resto de la gente, como yo no hay nadie más... Solo pido que confíen y que den oportunidades. Creo que hay mucho talento y faltan muchas oportunidades para gente nueva”. Además, ha dejado de tener miedo a las críticas que pueda recibir. “Quien te quiera criticar, lo va a hacer igual”, sentenció.

Publicidad - Sigue leyendo debajo