Blanca Fernández Ochoa, Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid a título póstumo

El consejo de gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido otorgar este reconocimiento a la deportista por su trayectoria como esquiadora ya que fue la primera mujer española que consiguió una medalla en unos juegos olímpicos de invierno.

Blanca Fernández Ochoa desaparecida
Ana Ruiz / HEARST

Blanca Fernández Ochoa recibirá su primer reconocimiento a título póstumo. El consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido otorgarle a la deportista, que fue hallada muerta el pasado 4 de septiembre diez días después de su desaparición, la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid. El ejecutivo ha tomado esta decisión para premiar la excelente trayectoria de la hermana de Paquito Fernández Ochoa como esquiadora y su aportación al deporte nacional porque fue la primera mujer española en obtener una medalla olímpica para nuestro país en unos juegos olímpicos de inviernos. Blanca obtuvo la medalla de bronce en la categoría de slalom en los Juegos Olímpicos de Albertville en 1992.

La Comunidad de Madrid otorga este reconocimiento, que tiene dos categorías oro y plata, para premiar los méritos de instituciones, personas físicas o jurídicas que hayan destacado por su servicio a la región en cualquiera de los ámbitos. Este reconocimiento llega después de algunas reflexiones como la de Mercedes Milá o José María García que se preguntaban por qué parecía que Blanca había caído en el olvido y nadie se acordaba de ella hasta el momento de su muerte.

Blanca Fernandez Ochoa
Pablo Blazquez DominguezGetty Images

Blanca Fernández Ochoa era una mujer muy querida algo que quedó demostrado cuando tras anunciar su desaparición, la opinión pública se volcó en encontrarla. Por desgracia, el hallazgo de su cadáver acabó con las esperanzas de sus hijos, David y Olivia Fresneda, de encontrarla con vida. Los jóvenes, que participaron en las tareas de búsqueda de Blanca, están destrozados por la pérdida de su madre aunque cuentan con el apoyo de toda su familia que será su mejor bálsamo.

Miles de personas acudieron a la capilla ardiente de la esquiadora que tuvo lugar en su querida Cercedilla el pasado 7 de septiembre. La cenizas de Blanca descansarán en la montaña que tanto amaba y donde, por desgracia, perdió la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo