Sara Carbonero recibe una visita muy especial

La periodista se ha preparado para comenzar el otoño acompañada con algunas de las personas que más quiere.

Sara Carbonero ha encontrado la clave para combatir esa morrina que provoca el fin del verano. Tras disfrutar de unas vacaciones relajadas pero un tanto atípicas debido a su estado de salud, la periodista ha regresado a Oporto para sumergirse de nuevo en la rutina. Pero, eso sí, antes de meterse de lleno en el trajín del día a día, la mujer de Iker Casillas ha disfrutado del último fin de semana estival con un plan perfecto para recargar pilas de cara al largo otoño. Sara ha recibido la visita de alguien muy especial, su hermana pequeña Irene.

Sara Carbonero
Instagram Sara Carbonero


La única hermana de Sara Carbonero se ha desplazado hasta Oporto para disfrutar de un fin de semana en buena compañía. Sara e Irene han disfrutado de una relajada jornada en una de las playas portuguesas junto a Lucas y Martín. Los niños han aprovechado al máximo el tiempo junto a su tía quien, a causa de la distancia, no pueden ver tanto como seguro les gustaría a todos.

Irene Carbonero con su sobrino Lucas
Instagram Sara Carbonero

La periodista presumía en sus redes sociales del amor que se profesan su hermana y sus hijos publicando una foto de lo más tierna en la que se ve a Irene Carbonero abrazando a su sobrino Lucas. A pesar de que las temperaturas no invitaban a bañarse en el frío océano Atlántico, eso no impidió que todos juntos lo pasaran genial jugando en la arena.

Sara Carbonero con su hijo Martín
Instagram Sara Carbonero

Pero el fin de semana aún podía ser mejor y lo fue. Lucas, Martín y su tía Irene sorprendieron a Sara Carbonero con un ramo de flores. La periodista no ha podido evitar compartir ese instante de felicidad subiendo una foto de espalda de su hijo Lucas con el ramo de girasoles en la mano, las flores favoritas de Sara.

Tras un domingo así de relajado y familiar, seguro que Sara se ha recargado de optimismo y buen rollo para afrontar el otoño que le espera en Oporto. La periodista se refugia en estos pequeños momentos de felicidad junto a familia y amigos, así como en proyectos tan especiales, como el solidario que presentó hace unos días para Juegaterapia, para afrontar el delicado momento de salud que atraviesa desde que, a finales de mayo, le diagnosticaran un tumor maligno en un ovario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo