Aless Lequio cuenta cómo son sus visitas al hospital

El joven empresario continúa con sus proyectos laborales como la fiesta que ha organizado para perros.

Aless Lequio ha demostrado una vez más fortaleza, energía y muchas ganas de superar su enfermedad. El hijo de Ana Obregón ha reaparecido como anfritión en una fiesta de disfraces para perros y una vez más ha demostrado su entereza tras la última recaída, a la que ha calificado como "un contratiempo". Para él es "una cuestión de actitud" y ha dejado claro que la suya es muy positiva. Además, ha desvelado quiénes son sus apoyos más especiales: "Mis padres, han estado ahí un 140%". Aunque hay varios niveles de gravedad, el joven empresario ha mandado mucho cariño a todas las personas que están pasando por su misma enfermedad.

También ha admitido que en el hospital ha hecho un nuevo grupo de amigos: "Me he hecho una tribu de enfermeros y enfermeras muy amigos y también comparto con ellos mis ideas, de hecho en la creación de esta también han colaborado unos cuantos". El hijo de Ana Obregón ha asegurado que va al hospital "como quien va a hacerse un análisis", quitándole importancia al asunto.

Además, nos ha presentado a Bobby, otro de sus grandes apoyos. "A mí me encantan los animales. He tenido animales desde que soy pequeño. No creo que se pueda vincular una etapa de mi vida al hecho de querer tener o no querer tener un animal. Creo que la gente tiene que adoptar siempre, y si les gustan los animales, siempre es buen momento para tener uno", aseguraba el empresario, dando a entender que un animal puede aparecer en tu vida tanto en un mejor como en tu peor momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo