Colate recurre a un juez para traer a su hijo a España por Navidad

El empresario ha tenido que ir por las malas para poder pasar estas fechas con su hijo.

Colate Vallejo-Nágera está en España con su hijo y es feliz. Y eso que le ha costado conseguirlo. Una vez más, sus enfrentamientos con su ex, Paulina Rubio, la madre de su hijo le ha ocasionado, según él, un nuevo problema. El motivo vuelve a ser el hijo que tienen en común. El empresario ha confesado que la cantante no quería que el pequeño pasara las navidades con su padre y por ello, no le daba el pasaporte, necesario para que el hijo pudiera viajar. "He tenido que recurrir a la corte para traer a mi hijo a España que era lo que nos correspondía pero no me quería dar el pasaporte y cuando llevaba un mes pidiéndolo, quedaban unos días y no me lo dio" comenzaba explicando el ex superviviente. "Fue el juez el que tuvo que obligarle a darme el pasaporte pero por suerte estamos ya aquí los dos", añadía.

Una situación que confirma la mala relación que mantiene la e xpareja. "La relación sigue igual de mal que siempre o peor", confesaba Colate. "Intento mantenerlo al margen pero los niños se dan cuenta de todo", explicaba con un tono más desolado, "Lo lógico sería que estas cosas no pasaran por que al final el que más sufre con esto es el niño y también es por eso que esta vez, aunque han pasado muchas cosas que yo no he puesto en conocimiento de la corte, pues esta vez no solo sus derechos si no sus ganas de venir a España pues me obligaron a recurrir al juez", sentenciaba.

Según el empresario, a su hijo le encantan estas fechas ya que aquí "tiene nueve primos" y le gusta el campo y pasar la navidad con ellos. Colate, que parece haber recuperado la ilusión con Azahara Margon, se encuentra feliz a pesar de los continuos problemas con su ex pareja.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo