Eugenia Martínez de Irujo, fiel heredera de las pasiones de su madre

Como la duquesa de Alba, Eugenia es una gran amante de los animales.

Eugenia Martínez de Irujo
instagram
  • En la finca de Eugenia conviven animales de todas las especies: Cuatro perros, dos cerdos y hasta burros.
  • La duquesa de Alba siempre fue una gran amante y defensora de los animales.
  • En el 2011, madre e hija amadrinaron a dos burros que cada una acogió en su finca.

    La duquesa de Alba tuvo numerosas mascotas, desde la perrita Yoli hasta Flashito, pero no solo amaba a los perros... Su pasión por los animales la llevó a construir un pequeño recinto en el Palacio de Liria para acoger a las distintas especies que acogía en casa. Algo parecido está haciendo Eugenia Martínez de Irujo. La aristócrata es un fiel reflejo de su madre y sigue sus pasos, en su casa conviven distintas especies que sus seguidores están acostumbrados a ver a través de sus redes sociales.

    Tal es su amor por los animales que Eugenia Martínez de Irujo presume constantemente de ellos, como del burro Tónic: "Mi adorable burrito".

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Tampoco se queda atrás su cerdita Pinky, como ella misma la llama, "el bebé de la casa".

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Hace unos meses se incorporaba a la familia Mulán, una mula preciosa a la que adoptó de un refugio.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Lo suyo con los animales es, sin duda, una pasión heredada de su madre, Cayetana, y es que desde pequeña Eugenia ha mamado el convivir con distintas especies. En 2011, Cayetana Fitz-James Stuart acudió a las instalaciones de la Asociación para la Defensa del Burro (Adebo), donde bautizó a dos burros que posteriormente amadrinaron tanto ella como su hija. Rosa, uno de los burritos, fue trasladada a la finca que la Casa de Alba tiene en La Carlota, mientras que Pepín fue a la finca que su hija tiene en Sevilla.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo