Diez Minutos participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Diez Minutos recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Sálvame: Sylvia Pantoja y Anabel protagonizan un tenso encuentro

Anabel Pantoja reconoce que no podrá perdonar que Sylvia se haya metido con su abuela

anabel pantoja y sylvia
Telecinco

    Después de haber hablado la una sobre la otra en un plató de televisión, Anabel Pantoja y Sylvia han podido coincidir, de manera virtual, en 'Sálvame'. Un tenso encuentro donde ambas se han echado en cara las declaraciones que han realizado. "Yo a esta niña la he visto una vez en mi vida, no quiero enfrentarme con ella ni con nadie, vine a contar mi vida, mi verdad y mi historia. Tengo todo el derecho del mundo. Yo creo que Anabel se pasó el otro día, pero bueno, ella se expresa así", ha comenzado explicando Sylvia.

    La prima de Isabel Pantoja ha reconocido que quiere mucho al padre de Anabel y que eso le impedía poder hablar mal de ella. Sin embargo, parece que las cosas han terminado torciéndose entre ambas. "Agradezco mucho el cariño que le tienes a mi padre, a ver si te lo aplicas a mi abuela. Me dolió mucho que hablaras de ella así. No veo bien que un familiar que lleva 20, 30 o 40 años fuera de la familia, venga a hablar de ella, y sobre todo de una persona que está enferma", ha recalcado.

    sylvia y anabel enfrentadas
    Telecinco

    La colaboradora ha insistido en que, en su opinión, Sylvia ha visto en el conflicto entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja una buena oportunidad para poder "sacar partido" de la situación. Sylvia Pantoja ha recalcado que ella lo único que ha hecho es contar su experiencia y que no se considera ninguna oportunista Además, le ha indicado a Anabel que no puede defender a las personas "atacando y tergiversando".

    La situación entre ambas no ha acabado nada bien. De hecho, Sylvia ha preferido dejar de responder a Anabel Pantoja. Por su parte, la colaboradora ha terminado estallando contra sus compañeros al ver cómo algunos de ellos se reían por todo lo que estaba sucediendo.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada