Paz Guerra 'se la pega' nada más salir al plató de 'Supervivientes'

La sorpresa que le iba a dar a su hijo se la acabó llevando ella. ¡Qué caída!

paz guerra sufre una caída en el plató de supervivientes al recibir a su hijo, alejandro albalá
Mediaset

    ¿Qué sería de un reality sin sus dramas? Hay veces que estos ocurren en la convivencia, pero también en los platós, y este lunes lo pudimos comprobar con la 'fallida' entrada de Paz Guerra, la madre de Alejandro Albalá, en el escenario de Telecinco. El santanderino fue el último concursante expulsado del programa que se graba en Honduras, y aunque no esperaba tener a nadie en el plató esperándole porque su familia está en Cantabria, allí aparecieron, por completa sorpresa, su madre y su hermana para darle el abrazo que hacía meses que no le daban.

    Sin embargo, la emoción pudo con Paz, y es que entre las cuñas, el resbaladizo suelo del plató y los escalones traicioneros, la mujer acabó hincando rodilla momentáneamente y llevándose una buena torta. A pesar de lo traumático del momento (ya no sólo por la caída, sino porque la vieron millones de personas), se repuso en seguida, se abrazó a su hijo y todo quedó en el susto, y así se lo hizo saber al presentador de la gala, Jordi González, que en seguida le preguntó si se había hecho daño: "No, no. Gracias".

    This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Alejandro sólo atinó a gritar un "¡¿Mamá?!", mezcla de la sorpresa y el susto al ver la caída, y es que ni siquiera se esperaba su presencia en Madrid: "Pensaba que estabais en Santander. ¡Si esta mañana me han hecho una videollamada!", apuntaba ojiplático tras abrazar a sus familiares, que no pudieron reprimir las lágrimas. Precisamente esa emoción les impidió casi ver el gran cambio físico del joven, que no es para menos: en los casi tres meses que ha estado en Honduras pasando hambre, ha perdido algo más de 11 kilos en un cuerpo que ya de por sí era delgado: "11 kilos que tengo que reponer", ha bromeado la mujer.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada