Primeras palabras de Ainhoa Arteta tras la amputación de un trozo de falange en dos dedos

La soprano ha querido romper el silencio aclarando su actual estado de salud y cómo han sido las últimas turbulentas semanas de su vida.

ainhoa arteta
Ana Ruiz

    Ainhoa Arteta está viviendo unos momentos realmente complicados, tanto anímicamente como de salud. Y ante las especulaciones que han surgido sobre su salud y sobre su situación sentimental, Ainhoa Arteta ha querido romper el silencio a través a través de unas declaraciones a Beatriz Cortázar en las que aclara su actual estado de salud y cómo ha sido la pesadilla que vivió a raíz del cólico que sufrió. Tal y como ha contado en sus declaraciones a ABC tuvo que estar seis días en coma inducido y ser trasladada en helicóptero del Puerto de Santa María a Sevilla. "Para mí lo más importante es que me salvé y por eso puedo decir que el 26 de julio volví a nacer", han sido las palabras con las que la soprano ha definido lo que le ha pasado en las últimas semanas.

    Sobre la amputación de un trozo de falange de varios de sus dedos se muestra optimista: "Consecuencia de la intubación y lo que viví tengo lo que llamo heridas de guerra en las manos y pies (han tenido que cortarle parte del dedo índice de la mano derecha y un dedo del pie derecho) y entenderás que hoy mi prioridad es cuidarme y sanarme entera y del resto me da igual lo que digan o dejen de decir. Mis hijos gracias a Dios están bien y yo tengo que recuperarme. Eso es ahora mismo lo único que puedo comentar".

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.


    La artista también ha querido pronunciarse también a través de su portavoz sobre todas las informaciones que se han ido publicando sobre su intimidad personal y su estado de salud físico, pidiendo respeto.

    “Ante las noticias que en diversos medios de comunicación (prensa, radio, televisión y digitales privados) se están publicando sobre la situación de intimidad sentimental y del estado de salud física de la soprano, doña Ainhoa Arteta Ibarolaburu, vertiendo sobre ellas falsedades, valoraciones y/o imágenes que atentan o pueden atentar contra su dignidad, honor e intimidad como persona y artista, se hace expresa reserva del uso de cuentos derechos le amparan en todos los órdenes jurisdiccionales, hasta el militar si fuese necesario", han sido las palabras que ha hecho llegar su portavoz a 'Semana'.

    Y es que este año ha sido para borrar del calendario de la soprano. La pasada primavera cuando anunció que había contraído el COVID, que le dejó algunas secuelas en los bronquios; posteriormente sufrió un edema que la postró en una silla de ruedas, y después de que el pasado mes de agosto sufriera un cólico nefrítico que la llevaría a estar ingresada casi un mes en un hospital en Sevilla por complicaciones que acabaron en una sepsis. Poco después de ser dada de alta la soprano sufría otro cólico nefrítico que ha tenido terribles consecuencias. Al parecer, fue de tal magnitud y duración que algunos de sus dedos se vieron afectados: empezaron a necrosarse, y los médicos tuvieron que tomar la decisión de amputarle la falange de dos de ellos.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada