Rafael Amargo: "No tengo miedo porque sé que no he hecho nada malo"

Por primera vez, el bailarín habla EN EXCLUSIVA para DIEZ MINUTOS del calvario que está viviendo desde hace más de un año, cuando fue detenido y acusado de un delito contra la salud pública y tráfico de drogas.


    Rafael Amargo está viviendo un infierno desde hace poco más de un año. Todo empezaba cuando la policía le detenía en plena calle junto a su mujer, Luciana –ya absuelta– y encontraban en su casa: tres botes de Popper; una bolsita con feniletilamina de 0,089 gramos; un frasco de 6 molde GBL con valor en el mercado de 314,19 euros en su venta por gramos, un billete de 20 euros y otro de 10 euros, según el escrito de acusación de la fiscalía. El bailarín, que ha estado callado hasta ahora y lo que quiere es ser libre porque "es una injusticia", habla en EXCLUSIVA para DIEZ MINUTOS de su actual situación.

    En el vídeo de la parte superior, Rafael Amargo explica, para los lectores de nuestra revista, cómo está y cómo ha vivido estos difíciles meses. "Después de un año, he pedido mi primer recurso, porque yo estaba centrado en pedir mi pasaporte para irme a Bollywood a hacer una película. También es verdad que no he tenido suerte con los abogados que he tenido" y es que Jaime Caballero, es el cuarto letrado que le representa.

    "He sido cabeza de turco porque saben que yo sé algo, pero yo soy muy leal y llevo callado un año y tres meses"

    El bailarín cuenta de qué delitos se le acusa y nos aclara que su esposa, Luciana, ya ha sido absuelta de todos los cargos. "Delito contra la salud pública, tráfico de drogas y de ser responsable de una organización de vender droga en una zona de España. Ya han quitado lo de pertenencia a organización criminal. De lo que se me acusaba tanto a mí como a Luciana, que ya está absuelta, era de pertenecer a un grupo criminal, del cual yo era el jefe" cuenta y asegura sentirse cabeza de turco. "Claro, he sido cabeza de turco porque saben que yo sé algo, pero yo soy muy leal y llevo callado un año y tres meses. Yo tengo que seguir viviendo y trabajar incluso en el extranjero. Por las noticias que yo tengo es porque saben que donde más ganó es fuera de España. Han llegado a decir: 'A ver si se muere de hambre y se ve obligado a pactar con nosotros', cuenta.

    el bailarín se confiesa con diez minutos y cuenta cómo está
    Alberto Bernárdez HEARST

    Rafael Amargo tiene claro en qué se basará su defensa aunque reconoce que está encontrando trabas para recopilar las pruebas. "Esto es un sinvivir. Yo estoy convencido de que hay una mano negra contra mí" explica y asegura que se sintió bien tratado durante su detención porque "solo querían saber quiénes eran los grandes" y añade que sabía que le seguían y le iban a detener. "Insisto que esto es contra mí porque quieren ejemplarizar, como le pasó a Isabel Pantoja, que entró en la cárcel", dice.

    "Como padre he sentido el rechazo de uno de mis hijos"

    Al coreógrafo le piden nueve años de cárcel pero está convencido que no va a ir. "No tengo miedo porque sé que no he hecho nada malo. Sería una injusticia". Rafael Amargo reconoce que ha perdido mucho dinero por sus problemas con la justicia. "Laboralmente he perdido mucho dinero y espero que con el tiempo pueda pedir una indemnización. Por ejemplo, con lo de Bollywood perdí 50.000 euros", afirma.

    El bailarín explica la factura personal que su detención le ha causado. "Como padre he sentido el rechazo de uno de mis hijos, el mayor, porque le ha costado entenderlo. A mi hijo pequeño, que juega al fútbol, le dicen cosas. Mi abuelo, que es el patriarca de mi casa, está muy mayor, 103 años, y no quiero que se muera sin saber que su nieto es inocente. Porque, por ejemplo, cuando a Jesús Vázquez le pasó lo del Caso Arny, su madre falleció sin saber que su hijo era inocente", dice. Rafael Amargo reconoce que, algunos famosos le han dado de lado pero otros, le han mostrado su apoyo incondicional como sus compañeros de profesión, Antonio Canales y Joaquín Cortés. "Los dos han hablado muy bien de mí. Ellos me conocen y hay un respeto entre nosotros. Cuando me he sentado con ellos a hablar del asunto, incluso Canales empezó a llorar. Ellos saben lo difícil que es levantar una carrera. En 25 años tengo más de dos mil altas de gente en la Seguridad Social y pagadas honestamente. Nunca he tenido ayudas de nada, solo de marcas privadas, y ahora he perdido muchas. Por eso, voy a pedir una indemnización, porque he perdido mucho dinero y voy a llegar hasta el final", aclara. Además, nos cuenta que ha demandado a María Patiño, con la que mantiene una 'guerra abierta', y le pide 70.000 euros "ella me llamó delincuente sin filtro alguno", cuenta. Repasamos la vida de María Patiño.

    el bailarín posa para las cámaras de diez minutos ante un grafitti
    Alberto Bernárdez HEARST

    Rafael también nos habla de sus proyectos profesionales. "Voy a hacer el musical de Michael Jackson, con el apoyo de su familia, estoy grabando una serie y luego hay un documental que, de momento, está guardado en el cajón, donde hablo de mi verdad. Y, por supuesto, continúo con mi obra 'Yerma'", dice. En este montaje participan Carla Vigo, la sobrina de la reina Letizia, y Alejandro Reyes, el hijo de Ivonne Reyes, y de ambos habla maravillas. "No entiendo que se metieran tanto con ella. Si quiere ser actriz dejadla que lo demuestre. Y te reconozco que me ha sorprendido mucho cómo trabaja. Y el que es un gran actor es el hijo de Ivonne Reyes, que también trabaja en la función.

    "Luciana y yo siempre hemos estado muy unidos"

    el bailarín y su esposa posan para la prensa
    Gtres

    Rafa y Luciana Bongianino se casaron en 2019, esto hace que la argentina no pueda declarar ni a favor ni en contra de su marido. La pareja está muy unida. "Fíjate que yo he sido muy gamberro, pero ya no tengo interés en serlo, porque con Luciana soy feliz", dice el coreógrafo. Luciana trabaja mano a mano con Amargo en todas sus producciones. La argentina está absuelta de todos los cargos de los que se le acusaba, y eso que la casa que registraron era el piso conyugal y donde encontraron determinadas sustancias. "No se llega a entender que si vivíamos juntos, yo esté absuelta", dice ella.

    Maquillaje y peluquería: Esmeralda Sánchez para Alegría Make Up. Agradecimientos: La Posada del Nuncio. Calle del Nuncio, 4. Madrid. Telf.: 910 236 577.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada