Isabel Pantoja necesitó asistencia médica tras declarar

La tensión del momento, al verse de nuevo sentada en el banquillo de los acusados, ha hecho que la tonadillera rompiese a llorar al comienzo del juicio y terminase con un ataque de nervios.


    Es obvio que desde hace varios meses está siendo un momento complicado para Isabel Pantoja. Nueve años después, la tonadillera se volvía a sentarse en el banquillo de los acusados y su llegada a los juzgados causaba un gran revuelo, tanto, que la artista, que caminaba de la mano de su hermano Agustín tuvoo que separarse de él y ser escolatada por hasta siete guardias civiles para entrar en el Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga para responder por la supuesta venta irregular de la casa 'Mi Gitana', en Marbella. Tras declarar, Isabel Pantoja re volvió a refugiar en Cantora hemos podido conocer que la cantante tuvo que ser atendida por médicos.

    Fue su hermano Agustín el que llamó al médico de confianza de Isabel, que está en el hospital de Jerez porque la tonadillera se encontraba bastante nerviosa: "Se pusieron en contacto con el hospital de Jerez, querían pedir consejo médico. Agustín abandonó Cantora para recoger cosas que le habían dicho esa llamada que la cantante necesitaba y volvió a Cantora para atender a su hermana", informaban esta mañana del 24 de marzo en 'El Programa de Ana Rosa'.

    Tras conocer que su madre lo está pasando fatal, era Isa Pantoja la que se acercaba hasta la Finca para estar con ella. Con su propio coche y sola, la joven entraba en Cantora de noche ante la insistencia de las preguntas de los reporteros apostados en la puerta.

    isabel pantoja se rompe ante el juez
    Gtres

    Isabel, que intentó sin éxito llegar a un acuerdo extrajudicial para evitar el juicio, llegaba a los juzgados con gesto serio, vestida de negro y con unas enormes gafas de sol, que se ha quitado cuando se ha sentado delante del juez. Ha sido entonces cuando se vivía momentos de tensión. El juicio se celebra a vista abierta por lo que la prensa ha podido entrar en la sala y fotografiar a la acusada. La cantante aguantaba unos segundos pero ante los flashes y tras preguntarle el juez si estaba bien, Isabel rompía a llorar.

    Como complemento, destacaba un collar de plata con la forma de la Virgen del Rocío que resaltaba sobre su ropa negra.

    Posteriormente a estas fotografías, han tenido que hacer un receso por un problema informático, ya que había dificultad para grabar el audio y la imagen del juicio.

    Agustín Pantoja acompañaba a su hermana, pero también ha declarado en el juicio, en calidad de testigo. A diferencia de la de Isabel, que ha sido una declaración muy larga, la de Agustín ha sido más breve. "Mi hermano es lo único que tengo", ha llegado a decir la propia tonadillera. Además, ha dicho al juez que fue Agustín quien firmó ya que ella se encontraba en la cárcel en el momento de los hechos.

    La fiscalía ha ratificado la petición de tres años de cárcel. Parece ser que la fiscalía sostiene que los acusados se concertaron para beneficiarse mutuamente.

    Por su parte, Isa Pantoja, hija de la artista, se mostraba rota ante la situación que está viviendo su madre y dispuesta a ayudarla siempre y cuando ella quiera.

    Finalmente, la salida de la tonadillera y su hermano ha sido por una puerta trasera por motivos de seguridad, debido a la situación de caos que se ha formado al llegar a los juzgados y para evitar que volviera a repetirse.

    isabel pantoja se rompe ante el juez
    Gtres
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Isabel Pantoja