Laura Ponte muestra en sus redes cómo tiene el ojo tras perder la visión

La diseñadora, que sufrió una perforación en la córnea y, tras ser intervenida de urgencia, está a la espera de un trasplante, revela cómo lleva este contratiempo en su salud y sus planes para este verano.


    Laura Ponte sufría el mes pasado una perforación en la córnea de uno de sus ojos por la que tuvo que ser intervenida de urgencia para intentar salvar el daño que habría sufrido en la capa externa. Un difícil momento que le desvelaba a 'El Español' en exclusiva, reconociendo que este problema hizo que finalmente terminase perdiendo la visión de dicho ojo. Un duro golpe al que está haciendo frente sin perder la positividad y la sonrisa. Ya pasado unos días, la que fuera nuera de la Infanta Pilar de Borbón publicaba una imagen para mostrar a sus seguidores cómo ha quedado su ojo tras el incidente. Dale al play para conocer la noticia.

    La madrileña se ha mostrado con la cara lavada y el pelo mojado enfocando claramente el ojo afectado. La empresaria le confesaba al medio anteriormente citado que se encuentra "bien, fenomenal", pese al problema de salud que está atravesando. Tanto es así que no ha tenido ningún problema en mostrar la realidad que le ha tocado vivir.

    laura ponte
    Instagram

    "Esto es un mal menor, como quien dice... A ver, no es ninguna broma no ver de un ojo, pero bueno, dentro de lo que cabe... hay cosas mucho peores, de verdad. Y lo único que tengo que hacer es llevar una vida muy tranquila, que me viene muy bien", comentó. En el vídeo de la parte superior, Laura Ponte desvela cómo lleva este contratiempo de salud y, con una sonrisa, le resta importancia.

    laura ponte
    Gtres

    "Era una herida de un herpes que tenía desde hacía tiempo y se hizo un agujero. No es nada grave, de verdad", asegura. Laura Ponte desvela que no tiene fecha para el trasplante porque primero "el ojo tiene que curarse" y asegura que está en las mejores manos: las de la Sanidad Pública ya que está siendo tratada en el hospital de La Paz de Madrid. Hace unos días, la ex modelo reveló que, tras el trasplante, espera poder ir poco a poco recuperando la visión que ha perdido. Un proceso lento que puede durar entorno a cuatro o seis meses. De momento, tiene que acudir cada dos semanas a revisión en el Hospital Universitario La Paz, donde le están tratando. Un problema que está intentando afrontar con tranquilidad. "A mí me da igual, de verdad, tener un ojo blanquito y cosidito", ha indicado.

    De momento, lo que sí que ha tenido que cambiar han sido sus planes para el verano porque este año la arena y el mar no son buenos para su ojo y le tocará estar más en contacto con la naturaleza. Pero no por ello ha perdido su sonrisa y su energía y reconoce que ya ha estado en Asturias y Guadalajara disfrutando de familia y amigos. ¡Dale al play!

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada