​Ben Affleck vuelve a recaer en su peor pesadilla tras volver a rehabilitación

Jennifer Garner ha llevado en coche a su ex marido hasta la clínica de rehabilitación, que ha vuelto a sufrir una recaída en sus adicciones.

Ben Affleck ha regresado a la rehabilitación por tercera vez, según han informado varias publicaciones anglosajonas. El actor de 46 años fue fotografiado saliendo de su casa con su ex esposa Jennifer Garner, con quien tiene tres hijos. La pareja, que puso fin a su amor después de diez años de matrimonio, se ha mantenido unida en la lucha contra el alcohol de Ben. En las imágenes de su ingreso en la clínica 'The Canyon' se puede ver el desmejorado aspecto del actor, que aparece completamente demacrado, enrojecido, con la mirada perdida y cobijado en el asiento trasero de un vehículo conducido por su ex mujer. No son buenos tiempos para Ben Affleck.

Gtres

El año pasado Ben reveló que había acabado la rehabilitación por "adicción al alcohol", sincerándose en Facebook: "He completado el tratamiento para la adicción al alcohol, algo que he tratado en el pasado y a lo que me seguiré enfrentando".

Dispuesto a superar sus problemas, agregó: "Quiero vivir la vida al máximo y ser el mejor padre que pueda ser. Quiero que mis hijos sepan que no hay que avergonzarse por obtener ayuda cuando la necesitan y ser una fuente de fortaleza para ellos y quienes necesiten ayuda pero tienen miedo de dar el primer paso".

Gtres

La estrella siempre ha contado con el apoyo de su esposa Jennifer Garner en su lucha contra las adicciones: "Tengo la suerte de tener el amor de mi familia y amigos, incluida Jen, que me ha apoyado y ha cuidado de nuestros hijos". La actriz, además, vive un buen momento profesional. Recordemos que los actores decidieron poner fin a su matrimonio y, pese a sus rupturas y los rumores constantes de reconciliación, finalmente decidieron que su amor había llegado a su fin y ahora sólo les une su amistad y el amor por sus hijos, por quienes siguen muy unidos.

Gtres

Durante un tiempo parecía que todo iba bien para Ben Affleck, no sólo había encontrado el amor junto a Lindsay Shookus, sino que supo mantenerse lejos de sus adiciones. Sin embargo, todo parece haber cambiado en los últimos meses. Si en junio Ben y Lindsay se mostraban como una pareja sólida y formal tras varios meses de noviazgo, hace unos días, con motivo de su cumpleaños, el actor se dejó ver con una nueva novia, la 'playmate' Shauna Sexton, de 22 años. Esto último dejó al descubierto la dificultad del actor por mantener la estabilidad emocional en sus peores momentos.

Agencias

A principios de este año, el padre de Ben, Timothy Affleck, también padre del actor Casey Affleck, confesó que la presión de Hollywood le ha pasado factura a sus dos hijos. Timothy se refirió a la adicción de Ben al alcohol: "Ben siempre ha hablado en serio acerca de ponerse sobrio. No hay dudas sobre eso. Quiere una vida equilibrada y está trabajando en ello".

Reflexionando sobre el final del matrimonio de diez años de Ben con la actriz Jennifer, el padre del actor se pronunció: "Es muy difícil equilibrar la vida familiar en medio del estrellato. Es una vida difícil y exigente. En el mundo fuera de la industria del entretenimiento, los matrimonios terminan todo el tiempo", justificó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo