'La promesa', avance del capítulo 5 de hoy en La 1: Una nueva pista

Qué está pasando en 'La promesa': Conrado hace un hallazgo sorprendente sobre el asesinato de Tomás que provoca un giro en la investigación, mientras que Leonor se deja llevar por sus sentimientos hacia Mauro sin medir las consecuencias. La 1. 17.00 h.

la promesa capítulo 5 jana
Miguel Age

            Hoy en La promesa, se preparan para celebrar el velatorio del señorito Tomás, mientras que Catalina no se encuentra con fuerzas para asistir al sepelio de su hermano, a pesar de las presiones que sufre por parte de Cruz y del propio Barón de Linaja. Por su parte, Petra sigue encargando a Jana las tareas más duras por orden de la marquesa, quien quiere deshacerse de la “nueva criada”.

            Cerca de allí, Leonor pide disculpas a Mauro por haberlo abrazado y besado: «No me di cuenta de lo que hacía». La joven asegura que tal muestra de afecto fue producto de la tristeza y que se dejó llevar sin medir las consecuencias. Sin embargo, la realidad es que a Leonor le gustó el beso y está dispuesta a repetirlo.

            Mientras tanto, el comisario Conrado prosigue con la investigación para encontrar al asesino de Tomás. El sargento cree que se trata de un crimen pasional, sospecha de Jana y la interroga. El comisario decide entonces realizar un registro exhaustivo en el palacio para buscar el arma del crimen y el anillo que le fue robado al difunto antes o después de su muerte.

            Manuel ayuda a Jana en sus duras tareas

            Gracias a sus últimas pesquisas, Conrado descubre que el asesino de Tomás cambió de sitio el cadáver. ¿Por qué? Eso mueve al sargento a buscar cualquier mínimo resto de sangre por todo el palacio, para inquietud de la marquesa, que se muestra algo nerviosa. Por su parte, Simona no se ve capaz de seguir en el palacio tras la muerte de Tomás, y así se lo hace saber a Pía, el ama de llaves, pero no cuenta con la reacción de Catalina al enterarse de su inminente marcha.

            El modo en que Leonor vive su incipiente relación con Mauro es tan extremo y despreocupado que el sirviente empieza a tener miedo de las consecuencias para con ambos. A su vez, Jana sigue dispuesta a sobrellevar cualquier tarea que le impongan con tal de quedarse en La Promesa, pero no cuenta con el inconveniente de resultar herida en uno de esos laboriosos trabajos. Manuel, por supuesto, hace por ayudarla en lo que pueda.

            Publicidad - Sigue leyendo debajo
            Más de La Promesa