Los 10 finales de telenovelas más inesperados

‘Rubí’, ‘Cuna de lobos’, ‘Alondra’... son algunas de las producciones cuyos finales no han dejado indiferentes a sus espectadores, ¿recuerdas todos?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
‘Lazos de amor’

Lazos de amor cuenta la historia de unas trillizas separadas tras un accidente de coche en el que murieron sus padres. Protagonizada por partida triple por Lucero, tiene uno de los finales más abiertos que se recuerdan. En él, una de las trillizas, María Fernanda consigue su final feliz con Gerardo...

...pero mientras ven sus fotos de boda, se acaricia la ceja, realizando el gesto característico de la trilliza perversa: María Paula, ¿quién es en realidad?

Este es uno de los dos finales de la telenovela de Televisa, pues otro desenlace puede acabar con el suicidio de María Paula después de haber matado a su tío Eduardo (el único hombre al que María Paula realmente amaba).

‘Dos mujeres, un camino’

La telenovela mexicana de 1993, Dos mujeres, un camino, contaba la historia de un camionero mexicano (Erik Estrada), padre de familia felizmente casado con Ana María (Laura León).

Pero eso cambia cuando conoce a Tania (Bibi Gaytán), una joven pueblerina a quien está a punto de atropellar. Entre ellos surge rápidamente la llama, y Johnny no sabe qué hacer. Pero sus dudas acaban cuando su amante es asesinada a manos del narcotraficante con quien el camionero había tenido un accidente de tráfico.

La noche después del entierro, mientras duerme junto a su esposa, Johnny tiene pesadillas con el cadáver de su novia, al despertar, el camionero descubre que su mujer y sus hijos le han abandonado.

‘La Señora‘

La telenovela española La Señora tuvo uno de los finales tan inesperado como controvertido. La producción contaba la historia de Victoria Márquez (Adriana Ugarte) con una personalidad tan fuerte que se pone al frente de unos astilleros y una mina heredados de su madre.

Es justo en esta mina donde se produce una explosión tras la cual una estantería cae sobre la protagonista provocándole la muerte. Tras la emisión del capítulo, los espectadores mostraron su enfado. “Que acabaran felices nos parecía lo más fácil y una traición al espectador”, explicó el director.
‘Alondra’

Otro de los finales inesperados aunque menos trájico, fue el de Alondra, protagonizada por Ana Colchero. Una producción alejada de las telenovelas al uso en la que se narra la historia de la vida de la protagonista, quien se enamora de Bruno (Gonzalo Vega), un hombre casado, del que las circunstancias separará.

Alondra conocerá a Carlos Tamez (Ernesto Laguardia) con quien se casará pero Bruno volverá a cruzarse en su camino. Después de varios meses siendo amante de su antiguo amor, Alondra será rechazada por Bruno y volverá a los brazos de Carlos, que le perdonará.

‘Tres mujeres’

Fátima (Karyme Lozano), Bárbara (Erika Buenfil), y Greta (Norma Herrera) son tres mujeres que se debaten entre dos amores, entre el que dirán de la sociedad y el deseo de tener al hombre amado

Furiosa por todas las fechorías de Yamile (Niurka), Bárabara decide vengarse de ella pero el tiro sale mal y es ella quien acaba siendo asesinada a manos de la villana. La muerte de la protagonista marca el final de la telenovela.

‘Rubí’

Basada en una obra original de Yolanda Vargas, Rubí narra la historia de una joven universitaria que vive junto a su madre y su hermana en una pobre vecindad que se enamora de un joven recién titulado en Ortopedia, Alejandro, que le hace creer que es millonario, cuando descubre el engaño planea su venganza.

Tras sufrir un accidente, Rubí queda desfigurada y pierde la movilidad de una pierna. Con este aspecto asiste a la boda de su amado con su enemiga a quien intenta disparar con una pequeña pistola, sin embargo, su hermana se interpone en la trayectoria.

Dieciocho años después de esta escena y con el regreso de su amado, Rubí hace un pacto con su sobrina para hacer efectiva su venganza. Así, la joven acude a la consulta de Alejandro, le acaricia seductoramente los hombros y guiña con picardía un ojo a la cámara antes de que la imagen se torne en negro.

‘El manantial’

El manantial es la historia de amor entre Alfonsina (Adela Noriega) y Alejandro (Mauricio Islas) hijos de dos familias enfrentadas. Justo (Alejandro Tommasi), Margarita (Daniela Romo) y Bárbara (Karyme Lozano), su prometida, les harán la vida imposible.

Sin embargo, Margarita, cansada de las maldades de su marido que impiden que su hijo sea feliz, se arma con una escopeta y le dispara en el corazón, tras ello intenta poner fin a su vida pero Alejandro se lo impide.

‘Cuando llega el amor’

Uno de los finales más inesperados entre las telenovelas es el de Cuando llega el amor, protagonizada por Lucero y Omar Fierro. La historia cuenta la rivalidad entre la protagonista, Isabel Contreras, y su envidiosa prima, Alejandra (Nailea Norvid).

Después de planear en varias ocasiones la infelicidad de su prima, Alejandra asiste impotente en silla de ruedas a la boda de Isabel cuando, en cierto momento, comienza a llamar a gritos a su prima desde el balcón de su casa. Cuando todos acuden a su llamada, la joven se levanta de la silla...

...y se arroja al vacío cayendo al suelo. Isabel es una de las primeras en acudir y llorar su previbile muerte. Sin embargo, mientras se acerca la cámara a Alejandra, ésta abre los ojos dedicando una sonrisa maquiavélica al público.

‘Vanessa’

Uno de los finales más inesperados, sobre todo para el propio equipo de guionistas, fue el de Vanessa, la telenovela que narra la historia de amor entre la protagonista (Lucía Mendez), Pierre (Rogelio Guerra) un ambicioso muchacho que juega con sus sentimiento, y Luciano (Héctor Bonilla), su dulce primo.

Embarazada, Vanessa es rechazada por Pierre por lo que Luciano le ofrece casarse para dar un apellido a su hijo. Esta decisión le llevará el rechazo de varias mujeres enamoradas de su ahora marido hasta el inesperado desenlace.

Y es que, Lucía Mendez no acudió al rodaje de las últimas tomas por lo que el director decidió cambiar la historia y matar a su protagonista en el final para justicar su ausencia.

‘Cuna de lobos’

La historia de la manipuladora Catalina Creel, interpretada por una magistral María Rubio, y una joven Leonora Navarro (Diana Bracho), cautivó a miles de espectadores durante sus 170 episodios.

Debido a la esterilidad de su nuera (Rebeca Jones), Catalina contrata a Leonora para que se quede embarazada de su hijo Alejandro (Alejandro Camacho) con el fin de arrebatarle el bebé. La joven se enamorará de su otro hijo, José Carlos (Gonzalo Vega) y terminará truncando los planes de la villana.

Catalina, viendo sus planes truncados, termina por suicidarse en una de las habitaciones de la mansión. Años después, los hijos de Leonora, Braulio y José Carlos Jr, juegan en la misma sala donde su abuela acabó con su vida.

Cuando el pequeño José Carlos Jr llama a su hermano mayor para bajar a comer, Braulio se gira y, con el parche de su abuela en el ojo asegura: “No soy Braulio, soy el pequeño Edgar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela