Kiko Matamoros sobre su hija Anita: "Lo único que espero es que sea feliz"

El colaborador televisivo se ha abierto en canal en el 'Puente de las emociones'. Al borde de las lágrimas ha leído los pergaminos que le habían escrito cuatro de sus cinco hijos. Solo faltaba el de Anita Matamoros, con la que actualmente no tiene relación, aunque eso no quiere decir que no la quiera.

kiko matamoros manda un mensaje a su hija anita
Captura TV

    Kiko Matamoros ha emocionado a todos los espectadores de 'Supervivientes' durante su 'Puente de las emociones'. El superviviente se ha abierto en canal y ha revivido algunos de los capítulos más duros de su vida, como la muerte de su madre. También ha hablado de su faceta como padre. "Hay algo que me avergüenza en mi vida, en mi trayectoria, que es mi papel de padre. Creo que no he sabido estar a la altura de lo que mis hijos se hubieran merecido", ha dicho al borde de las lágrimas. Y es que sabe que aunque ahora se lleve bien con cuatro de sus cinco hijos, siente que el tiempo perdido ya nunca podrá recuperarlo."He descubierto tarde a una hija maravillosa gracias a la intervención de mi pareja. Me da pena porque sé que no lo tuve fácil pero tendría que haber hecho más y ser consciente de que la vida pasa", añadía.

    kiko matamoros manda un mensaje a su hija anita
    Captura TV

    Mientras hacía estas confesiones, avanzaba los peldaños del puente y al otro lado le esperaba la presentadora Lara Álvarez, que le recibió con un fuerte abrazo y cuatro pergaminos. Eran cartas escritas por sus hijos Diego, Laura, Irene y Lucía, que, con sus palabras han conseguido sacar una sonrisa a Matamoros. "Os quiero muchísimo a todos. Me hacéis muy feliz, estoy muy orgulloso de vosotros y espero ayudaros todo lo que esté en mi mano y compensaros lo que no os he dado suficientemente", decía.

    Lara le ha preguntado si echaba en falta un quinto y ha sido entonces cuando Kiko ha mandado un mensaje a su hija Anita, que ha pasado unos días en Marbella con su novio, y con la que lleva años sin hablarse. "Lo único que espero es que mi hija sea feliz, que sepa que para quererla no tengo que tenerla al lado. La quiero como quiero a cualquier de mis hijos. Cuando necesite algo voy a estar ahí, quiera ella o no quiera ella. No la olvido, forma parte de mi vida y yo de la suya. La llevo en el corazón y todos los días me acuerdo de todos. Que lo sepa", afirmó emocionado.

    Minutos antes, el colaborador televisivo había declarado: "Sé que no me queda mucha vida porque tengo 65 años pero de aquí a lo que me queda sé como quiero vivirla, con quien y en qué circunstancias. Ojalá pudiese tener más descendencia y ser un mejor ejemplo como padre y como ser humano".

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Kiko Matamoros