'Habanos': la nueva serie de Movistar viaja a Cuba con Alejandro Hernández

El guionista cubano, ganador de un Goya, se pone al frente de esta serie dramática situada en la Cuba de los años 30.

Alejandro Hernández escribirá 'Hábanos', nueva serie de Movistar

El cineasta hispano cubano Alejandro Hernández es el creador de 'Habanos', una nueva serie original Movistar+ basada en una idea original del productor José María Morales, fundador de Wanda Films. Hernández, que cuenta con un Goya al guion adaptado de 'Todas las mujeres' y otras tres nominaciones al galardón, ha firmado los guiones de éxitos de producción original Movistar+ como el largometraje 'Mientras dure la guerra' (5 premios Goya), de Alejandro Amenábar, la serie 'El día de mañana', dirigida por Mariano Barroso o la serie 'La línea invisible', también dirigida por Barroso que se estrenará el 17 de abril en la plataforma.

Wanda Films produce esta serie en colaboración con el instituto del cine cubano, ICAIC. La serie se rodará en Cuba a lo largo de 2020.

'Habanos' narra la historia de Carlos Ramos, un español que viaja a la Cuba de los años 30 en el S. XX y se sumerge en el mundo de las plantaciones de tabaco. Allí conocerá a la joven Hilda Lahera, un personaje que será interpretado por una actriz cubana que se definirá a través de un minucioso proceso de casting que ya se está desarrollando en la isla caribeña.

La sinopsis de 'Habanos'

La Habana de los años treinta es una ciudad en pleno apogeo. Una fiesta, como París, pero en el corazón del mar Caribe. En medio de golpes de estado, pujanza económica, música y libertinaje, Carlos Ramos, un actor español que nunca ha pisado América, acepta la propuesta de un joven empresario andaluz para viajar a Cuba haciéndose pasar por él. El objetivo es hacerle ganar tiempo al empresario mientras soluciona sus problemas de vida. Un objetivo sencillo de alcanzar. Carlos solo tiene que fingir, y Cuba se lo pone fácil.

A lo largo de dos meses llevará una vida de lujo junto a una familia acomodada, los Lahera, dueños de las mejores vegas de tabaco del país. Su hija, Hilda, una joven formada en universidades americanas, asume el liderazgo del lanzamiento de la primera marca de habanos gourmet: los Prestige. Carlos no ha fumado un puro en su vida, pero daría un brazo porque Hilda le enseñara…

De repente, un plan fácil basado en suplantar una identidad a cambio de mucho placer y cinco mil pesetas, se convierte en una auténtica pesadilla. Porque no se puede vivir rodeado de privilegios y aceptar, de la noche a la mañana, que ninguno te pertenece.

Notas de Alejandro Hernández sobre la serie

Habanos surge de mi encuentro profesional con Jose María Morales y nuestro deseo de hacer una historia en Cuba con las plantaciones de tabaco como telón de fondo.

De repente caí en la cuenta de que el tabaco, probablemente el mayor exponente de la identidad nacional cubana (junto a la música) apenas ha sido mostrado en la ficción. Sabemos que Tony Soprano fumaba Cohibas, Wiston Churchill adoraba los Romeo y Julieta y J F Kennedy firmó el embargo contra Cuba después de comprarse mil Petit Coronas de H Upmann , pero el universo que rodea la producción y cultura del tabaco sigue siendo un gran desconocido, pese a ser igual de fascinante y artesanal que el de los mejores vinos.

'Habanos' es, además, un viaje a mis raíces cubanas. Nací y me crié allí. Y durante 6 años, entre los 12 y los 18, participé en todas las campañas tabacaleras. El tabaco lo he sembrado, lo he cosechado, me lo he fumado y lo he vendido, sobre todo allá por los noventa, cuando por una caja de Montecristo sacaba dinero para pagarme mis estudios de cine en la escuela de San Antonio.

Con esa premisa, ¿qué mejor trasfondo para una serie que hable de temas tan universales como la ambición, la esperanza o el fracaso?

Tras una breve investigación que me convenció de situar la trama en los años treinta del siglo pasado (época dorada de los Habanos) encontré los personajes y la historia que me apetecía contar. Lo siguiente era desarrollarla como serie, y para eso no se me ocurrió un guionista mejor que Manuel Martín Cuenca, que lleva 20 años escribiendo conmigo, conoce la isla y es fumador de puros. El resultado es una serie de seis episodios cargada de épica, aventuras, amores imposibles y revolución. En definitiva, un retrato de Cuba con sus virtudes y sus miserias, sus anhelos y flaquezas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV