Apunta las claves para dormir mejor

Hasta un 35% de la población tiene insomnio transitorio. El día mundial del sueño pone en valor la importancia del descanso nocturno en nuestra salud. Toma nota de unos consejos para conseguirlo.

una mujer se despierta en la cama tras una noche de sueño profundo
Cecile LavabreGetty Images

Dormir bien es vital. Sin embargo, hasta un 35% de la población padece insomnio transitorio y hasta un 15% insomnio crónico según los datos de la Sociedad Española de Neurología. El Día Mundial del Sueño, el 19 de marzo, nos recuerda que dormir es esencial para la salud e incide en el insomnio como un trastorno cada vez más común. El sueño reparador favorece el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Por el contrario, descansar mal puede causar irritabilidad y falta de concentración; desencadenar fallos de memoria o aumentar el riesgo de sufrir accidentes.

Además, la primavera, que arranca el 20 de marzo, puede favorecer la aparición de síntomas asociados a la astenia: cansancio, sueño diurno, insomnio y apatía. El cambio de hora favorecerá más horas de exposición a la luz del sol, una subida de temperatura y también, como consecuencia de todo ello, un cambio de rutinas. Todos estos cambios pueden afectar al sueño. ¿Cómo podemos mejorar el descanso nocturno?

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

una mujer descansa en una cama
Karen MoskowitzGetty Images

Establecer unas rutinas diarias: cenar a la misma hora y tratar de ir a la cama también a la misma hora. Anticiparnos al cambio de horario, adaptándonos de forma gradual al mismo.

Evitar las siestas largas: no más de 30 minutos.

Melatonina, esencial: es la hormona que regula los ciclos sueño-vigilia. El estrés, una dieta desequilibrada o cambios de turno en el trabajo pueden alterar la síntesis de melatonina y también, el sueño.

Dieta equilibrada: leche, frutos secos, fruta…

muesli con arándanos y nueces
BURCU ATALAY TANKUTGetty Images

Una dieta equilibrada ayuda a mejorar el descanso: incluye alimentos ricos en triptófano, un aminoácido esencial que interviene en la formación de melanina en el cuerpo. Esta hormona, la melanina, se produce a partir de la serotonina, conocida a su vez como la 'hormona de la felicidad'. Confía en la leche, cereales integrales, nueces; también, en el aceite de oliva y el pescado azul. Cena ligero y evita el café, el té, el alcohol y el tabaco.

Ejercicio físico moderado

una mujer runner se dispone a atarse las zapatillas deportivas
TravelCouplesGetty Images

Practicar ejercicio físico moderado contribuye a mejorar el tono muscular, controlar un peso saludable, prevenir enfermedades y liberar estrés. Conviene recordar que el estrés y la ansiedad nos mantienen en un estado de alerta y activación que dificulta la relajación y que, a la larga, puede generar insomnio. En definitiva, el deporte ayuda a mejorar la calidad del sueño. Es recomendable evitar la práctica de ejercicio por la noche, en las horas previas a irse a dormir.

¡Desconéctate por la noche!

tablet encendida por la noche
Yuri_ArcursGetty Images

Reserva el dormitorio para el descanso nocturno y mantén la tecnología fuera de la habitación. Las pantallas de los móviles y tablets emiten una luz azul que puede interferir en el sueño. Además, el uso de la tecnología por la noche no contribuye a la relajación. Por otra parte, es aconsejable optar por una temperatura confortable en la habitación y proteger el espacio de ruidos externos y luz.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Estilo de vida