La sostenibilidad llega a la joyería

Esta industria está dando pasos de gigante para acabar con los 'diamantes de sangre' y elaborar piezas de una manera respetuosa con el planeta.

una mujer joven con anillos mira a la cámara
Tara MooreGetty Images


    La sostenibilidad llega a la joyería.
    Poco a poco, este concepto se va abriendo camino en otras disciplinas como las joyas que desde hace algunos años ha hecho un gran esfuerzo por avanzar en ese sentido. A día de hoy, y afortunadamente, el consumidor se plantea de dónde viene lo que adquiere, y la procedencia de las joyas está también en el punto de mira. Descubre más sobre este tema en auge.

    ¿Qué es la joyería sostenible?

    Son las piezas que han sido producidas y desarrolladas bajo unos valores éticos y sostenibles en todos sus procesos. Desde el diseño hasta la producción, pasando por el empaquetado de las mismas. Es necesario también que exista una ética en la extracción del material, y que además sean respetuosos con el medioambiente.

    ¿Sabías que algunas firmas han recurrido a las piedras de laboratorio?

    Sus propiedades, a todos los niveles, son iguales que las de los diamantes convencionales. Por ejemplo, la firma Pandora, se animó a lanzar hace unos meses su primera colección: anillos, brazaletes, collares y aretes, cada uno con un auricular de diamantes creado en laboratorio en plata esterlina y oro.

    la mano de una chica sujeta un anillo de oro al lado de un joyero con otras piezas
    Olena RubanGetty Images


    El proceso Kimberley

    Para garantizar que estas piedras no provengan del mercado negro, en el año 2000 se puso en marcha el proceso Kimberley, un sistema de garantía con una certificación que ahora está vigente en 70 países, entre ellos España. Fue la primera gran decisión sobre sostenibilidad que tomó la industria joyera a nivel global. Rosa Tous, por ejemplo, asegura que su firma sólo usa "gemas que están adheridas al proceso Kimberley". Recordemos que se denominan 'diamantes de sangre' a aquellas piedras preciosas que proceden de países inmersos en conflictos bélicos. En esas regiones, la extracción y comercialización de diamantes se realiza violando los derechos humanos.

    Joyas de oro reciclado

    También están en auge las joyas realizadas con oro reciclado. Esta técnica permite acabar con los vertidos en el agua de sustancias como el cianuro o el mercurio, necesarios en el proceso de extracción del material. El oro es maleable, resistente a la corrosión (no se oxida), y su color y brillo no cambian con el tiempo, así que se puede fundir y dar forma nuevamente infinitas veces. En términos de sostenibilidad, este proceso reduce la huella de carbono en un 99%.

    Las firmas de joyería, comprometidas con el medio ambiente

    La casa de joyería y relojería Cartier acaba de anunciar la puesta en marcha del programa 'Watch and Jewellery Initiative 2030', un pacto por la sostenibilidad abierto a cualquier marca y firma que quiera suscribirse. Los tres objetivos que se plantean son fomentar la resiliencia climática, preservar los recursos naturales y las comunidades locales, y fomentar la inclusión dentro de las cadenas de valor.

    Además, en la última película de James Bond, Ana de Armas luce unas impresionantes joyas de Chopard. La firma lanzó un comunicado para asegurar que todas las materias primas se habían obtenido de manera sostenible.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo