Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Crea una zona para relajarte en casa

Crea un pequeño espacio en el que te puedes dedicar tiempo para ti. ¡Te lo mereces!

zona relax en tu casa

Tener una zona en la que poder desconectar de tu rutina te ayudará a afrontar la vida con mejor humor.

1 de 5
Para las más clásicas

Si tu estilo de decoración es clásico, elige piezas sencillas y atemporales para crear una zona especial de lectura. Aquí podrás relajarte en un espacio sencillo y cómodo, que te permitirá tener tiempo para ti misma. Apuesta por una butaca, decorada con un cojín estampado y a su lado una mesa en la que coloques una lámpara y un jarrón con flores frescas.

Artículo original de Casa Diez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Para amantes de las rayas

Juega con este estampado combinando una butaca con las cortinas. Pero deja la lámpara o cualquier otro complemento en un tono o material neutro, como es el caso de esta lámpara de acero inoxidable. De esta manera crearás cierto equilibrio en la zona que deseas redecorar.

Artículo original de Casa Diez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Relax a la antigua

Consigue un look retro en tu zona de relax, que puedes situar en una pared de tu habitación o en el cuarto de estar. Elige un dibujo que dé unidad, como las flores en este caso, para la tela de las butacas y el papel pintado. No recargues el espacio añadiendo lámparas ni mesas. Será una zona ideal para sentarte y descansar.

Artículo original de Casa Diez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Pinceladas de color

El truco más sencillo para decorar es apostar por un tono neutro y añadir color a través de estampados y accesorios. Te encantará sentarte a leer en esta zona de relax.

Artículo original de Casa Diez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5

Crea una zona de lectura colocando un sillón o butaca cerca de una estantería. Solo debes acompañarlo con una lámpara alta de pie, para poder disfrutar de revistas y libros sin problemas. Como los libros de la estantería aportan suficiente color, puedes apostar por tonos neutros en todo lo demás.

Artículo original de Casa Diez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hogar