Estiramientos para que no te duela la espalda y el cuello en el trabajo

Estar sentado durante horas en nuestro sitio de trabajo sin apenas movernos es el camino más sencillo para que nos duela la espalda. Tómate unos minutos para hacer un breve descanso para aliviar la tensión acumulada con los sencillos ejercicios que te proponemos a continuación.

Realizar ejercicio mientras trabajas es mucho más sencillo de lo que estás pensando. Sólo necesitas una silla y seguir leyendo. Verás como logras liberar la tensión acumulada durante las jornadas de trabajo y los dolores de espalda y cuello van a menos. Eso sí, recuerda que tienes que ser constante para no volver a sufrirlos.

Estira tu cuello

Siéntate derecho en la silla. Deja caer tu oreja derecha hacia el hombro derecho hasta que sientas un suave estiramiento en el lado izquierdo delo. Relaja y repite con el lado hombro izquierdo, después coloca la mano derecha sobre la cabeza y tira hacia abajo suavemente. Sostén 30 segundos y repite hacia el otro lado.

Consejo: incluso las tareas más sencillas como escribir en el ordenador añaden estrés en tu cuerpo. Trata de estirarte al menos una vez por la mañana, una vez por la tarde y otra vez al final de la jornada laboral.

Mete la barbilla contra tu pecho

Deja caer la cabeza y baja la barbilla. Gírala lentamente hacia el hombro izquierdo y luego gira lentamente hacia el hombro derecho. Repite este movimiento hasta 10 veces.

Consejo: No hagas círculos completos inclinando la cabeza hacia atrás, ya que esto puede añadir tensión en la columna vertebral.

Estiramiento de hombro

Siéntate derecho en la silla con los hombros hacia abajo. Manteniendo la cabeza y el cuello estables, gira lentamente los hombros hacia adelante, hacia arriba y luego hacia atrás para completar un círculo completo. Concéntrate en crear un círculo lo más grande posible sin tener que encoger los hombros hacia las orejas. Repita el círculo 10 veces en una dirección y luego 10 en la dirección opuesta.

Estiramientos de pies

Siéntate cómodamente en la silla y coloca el tobillo derecho en la rodilla izquierda. Gira lentamente el pie derecho en el sentido de las agujas del reloj 20 veces, luego en sentido contrario a las agujas del reloj 20 veces. Repite con el pie izquierdo.

Estira la espalda y el pecho

Siéntate con los brazos extendidos hacia un lado, los codos doblados, las palmas hacia delante y los dedos apuntando hacia el techo. Manteniendo la columna recta, presiona los brazos hacia atrás hasta que sienta un ligero estiramiento en el pecho y los hombros. Mantenga esto durante 30 segundos, luego descanse. Haga esto 10 veces.

Estira tu antebrazo y mano

Extiende tu brazo derecho frente a ti con la palma de la mano hacia adelante y los dedos apuntando hacia el techo. Usa la mano izquierda para estirar los dedos y la palma de la mano derecha hacia atrás hasta donde puedan llegar cómodamente. Mantén esa posición durante 30 segundos, descansa y repite con la mano izquierda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud